Salud de los hombres

Cirugía para la hipospadias en un niño: tipos, complicaciones, rehabilitación

Pin
Send
Share
Send
Send


Además de la ubicación incorrecta de la apertura de la uretra en las hipospadias, a menudo se observa la curvatura del pene.

En las formas graves de esta enfermedad, no solo hay problemas para orinar, sino que esta patología puede hacer más tarde una concepción problemática (e incluso imposible).

Esta enfermedad se trata exclusivamente con cirugía y la operación se realiza en la primera infancia. Esto se justifica no solo minimizando el riesgo de trauma psicológico para el niño, sino también por algunos otros aspectos fisiológicos.

Tratamiento de las hipospadias.

Actualmente, en la mayoría de los casos, el tratamiento quirúrgico de las hipospadias se realiza en una (máximo dos) operaciones, pero el tratamiento quirúrgico de las hipospadias se conoce desde 1800, y en ese momento la medicina no estaba tan desarrollada. Como resultado, las operaciones no fueron tan exitosas y efectivas, y las operaciones podrían ser de hasta 15-20 y se llevaron a cabo durante varios años.

Hoy en día, este tratamiento incluye cuatro etapas principales y se lleva a cabo el mismo día:

  • Enderezar el pene
  • Creando la uretra,
  • Colocación de la abertura externa de la uretra en la cabeza del pene.

El proceso completo toma de una hora y media a tres horas, pero en algunos momentos (dependiendo de la forma de las hipospadias y el grado de su gravedad), los médicos pueden decidir llevar a cabo la operación en etapas.

El funcionamiento de las hipospadias en los niños.

La mayoría de los especialistas ahora están inclinados a llevar a cabo la operación de hipospadias en niños lo antes posible, de manera óptima entre las edades de 8 y 16 meses. Esto se debe al hecho de que los niños modernos son bastante tempranos en su conciencia de su inferioridad en relación con esta enfermedad y pueden sufrir un trauma psicológico.

El funcionamiento de la forma tallo de las hipospadias.

Con hipospadias de tallo, se recomienda realizar una operación de hasta tres años de edad, que permita garantizar el confort psicológico del paciente y lograr los máximos resultados.

Con este tipo de hipospadias, se observa una ubicación anormal de la uretra y su abertura externa se desplaza hacia el tronco del pene. Como regla general, con las hipospadias del tallo, también hay una curvatura del pene, y dependiendo de qué tan lejos esté el orificio de la posición normal, la curvatura puede ser mayor o menor.

También puede ocurrir estenosis uretral. (estrechamiento de la uretra).

Todo el Estos problemas se resuelven fácilmente mediante cirugía.precedido de un minucioso diagnóstico.

En el curso de dichos estudios, se revela la posibilidad de una operación, se determinan las enfermedades asociadas, estas medidas ayudan a aumentar la seguridad de la operación y minimizan las complicaciones. La operación se realiza en una etapa bajo anestesia general..

El funcionamiento de la forma coronaria de hipospadias.

Al igual que las hipospadias capitadas, la forma coronoidea se considera simple desde el punto de vista de la operación, sin embargo, en este caso, la cirugía se justifica no solo desde el punto de vista de la dificultad para orinar, sino también la necesidad de corregir la apariencia del pene.

En las hipospadias coronarias se utilizan terapia distensa y ureaplastia., y si después del segundo método de operación a menudo hay complicaciones en forma de fístulas, entonces los métodos de distensión tienen varias ventajas:

  • Los métodos de distracción no son tan difíciles desde el punto de vista técnico,
  • Este tipo de intervención causa menos complicaciones (no más del 10% de los pacientes).

Operación hipospadias capitas

Esta es la forma más leve de hipospadias, No se requiere cirugía en la mayoría de los casos de hipospadias capitadas.. La excepción es un estrechamiento de la abertura de la uretra, así como una fuerte curvatura del pene.

¿Sabe qué es la teratozoospermia y cuáles son las formas de tratarla?

La forma de tratar la balanopostitis en los hombres está escrita aquí. Descúbralo ahora mismo.

Y haciendo clic en este enlace: https://man-up.ru/bolezni/andrologiya/astenozoospermiya/ast-i-beremennost.html puede averiguar cuáles son las causas de la astenozoospermia.

Despues de la cirugia

A pesar de que en la mayoría de los casos, las operaciones de hipospadias terminan con éxito, Siempre existe el riesgo de ciertas complicaciones.. En particular posible insuficiencia de suministro de sangre a la uretra artificial, y en estos casos se pueden realizar hasta veinte procedimientos quirúrgicos.

También las principales complicaciones incluyen:

  • Sangrado durante mucho tiempo después de la cirugía.
  • Inflamación de heridas postoperatorias,
  • Síndrome de dolor
  • Fístula

El último problema es el más común.. El desarrollo de la fístula es un canal que conecta la uretra y la piel, y también pueden formarse cicatrices en la abertura externa de la uretra.

Como regla La mayoría de las complicaciones ocurren poco después de la cirugía.sin embargo, hay casos en que las consecuencias postoperatorias se hicieron sentir años después de la cirugía.

A pesar de que en la mayoría de los casos los resultados después de la cirugía para el tratamiento de las hipospadias en niños son favorables, Después de la cirugía, se recomienda mostrar periódicamente al niño a especialistas.. A menudo, incluso después de la cirugía, pueden detectarse deformidades latentes que deben corregirse con prontitud, especialmente estas deformidades pueden manifestarse en niños durante la pubertad.

¿Por qué se producen las hipospadias?

Según diversas fuentes, esta anomalía se corrige del 0,5 al 5% en los niños recién nacidos y tiende a aumentar. Los expertos asocian este fenómeno con un aumento en el número de embarazos con el uso de tecnologías de reproducción asistida, preparaciones hormonales para la preservación del embarazo, efectos toxicológicos, efectos adversos de afecciones externas, herencia, etc.

Existe evidencia de que la fertilización in vitro, la frecuencia de aparición de hipospadias aumenta en 5 veces (el estudio de Silver RI y coautores en 1999).

¿Cuáles son las consecuencias de las hipospadias?

En primer lugar, es difícil orinar, cuanto más baja se encuentra la abertura de la uretra, mayor es la necesidad de orinar en el "tipo femenino" mientras está sentado.

A menudo, el chorro de orina se tuerce o salpica.

Un pene torcido con una uretra anormalmente abierta conduce a la imposibilidad de una vida sexual completa.

Un complejo de inferioridad, depresión, apatía, son los compañeros de un hombre que no fue oportuno, en la infancia, fue operado.

Diagnósticos

El diagnóstico en sí no es difícil, el diagnóstico se establece durante un examen externo. Todos los niños recién nacidos deben ser inspeccionados para hipospadias.

Un niño con esta malformación es referido a una consulta genética y endocrinólogo.

La búsqueda diagnóstica está dirigida al establecimiento de otras patologías de los órganos del tracto urogenital, ya que en algunos casos, las hipospadias se pueden combinar con otros defectos del desarrollo.

Hay formas graves de hipospadias con pseudohermafroditismo.

Para referencia:El pseudo-hermafroditismo es una condición en la cual los genitales internos de la mujer y el genital externo son masculinos o viceversa.

De las patologías de hipospadias concomitantes, se revela lo siguiente:

  • displasia del prepucio
  • reflujo vesicoureteral,
  • localización anormal de los testículos (criptorquidia),
  • Transformación hidronefrótica, etc.

Muchos padres están interesados: "¿Es posible determinar las hipospadias durante un examen de ultrasonido de rutina durante el embarazo?". Los expertos creen que no. El tamaño de los órganos genitales es tan pequeño que no siempre es posible determinar correctamente el sexo del niño, sin mencionar los detalles más profundos. Además, incluso si fuera posible diagnosticar esta patología en el útero, el tratamiento quirúrgico todavía se llevaría a cabo después del nacimiento dentro del tiempo prescrito.

¿Cuándo es mejor realizar cirugía para hipospadias?

Actualmente, el período óptimo es la edad del niño de 8 meses a 3 años.. Hay expertos que opinan que la cirugía es mejor realizarla antes: de 6 a 9 meses. Esto se debe a la falta de trauma en la psique del niño durante la intervención quirúrgica temprana, lo que crea oportunidades para el desarrollo completo de los cuerpos cavernosos y el crecimiento normal del pene.

Para la corrección de la forma leve, una sola operación es suficiente, en formas complejas de hipospadias, se pueden realizar varias intervenciones quirúrgicas.

La primera etapa implica el cierre del defecto de la piel y la formación de un colgajo de uretra faltante en la piel del prepucio o escroto.

La reintervención se realiza entre los 4 y los 6 años de edad; la intervención tiene como objetivo completar la formación de una nueva uretra con un diámetro adecuado para el paso normal de la orina.

En el caso de patología combinada, se realiza la corrección de anomalías de las vías urinarias superiores e inferiores, lo que permite preservar las capacidades funcionales de los riñones, y solo así proceder a corregir el defecto de desarrollo de la uretra.

¿Cuáles son las indicaciones para la cirugía?

Hay indicaciones que se expresan en trastornos funcionales e indicaciones asociadas con un defecto cosmético. A los funcionales se incluyen.:

  • hipospadias traseras,
  • curvatura del pene
  • pulverización de spray de orina, su desviación,
  • estrechamiento de la abertura externa de la uretra.

Las indicaciones cosméticas para la cirugía son las siguientes:

  • anomalía de la abertura uretral,
  • rotación del pene,
  • malformaciones del prepucio
  • escisión del escroto.

La intervención quirúrgica en las hipospadias en un niño implica los siguientes aspectos: la restauración de la forma normal del pene, la formación de una “nueva” uretra, la extracción de la abertura externa de la cabeza del pene.

Operaciones de hipospadias

En la urología moderna, existen más de 200 modificaciones del tratamiento quirúrgico utilizado en las hipospadias de la uretra.

Anteriormente, la cirugía plástica se realizaba más a menudo con la ayuda de un colgajo de piel, en este momento los urólogos utilizan principalmente la operación de incisión y tubularización de la placa uretral (TIP). Este método es aplicable para corregir tanto las hipospadias distales como las proximales. En comparación con las operaciones utilizadas anteriormente, las ventajas del TIP son las siguientes:

  • menos trauma para los tejidos circundantes,
  • rehabilitación rápida
  • menos complicaciones
  • accesibilidad técnica
  • Duración más corta del sueño anestésico.

¿Por qué es importante realizar una operación para las hipercadias de la uretra temprano?

Hace unos 40 años, las hipospadias se corrigieron en niños mayores de 3 años. Se creía que es técnicamente más fácil realizar la corrección quirúrgica en el pene más grande.

Pero luego llamaron la atención sobre el hecho de que los niños operados en una edad consciente desarrollaron trastornos fisiológicos y psicológicos significativos.

Algunas veces, antes de la cirugía, se usa la terapia hormonal adyuvante, para la cual usan medicamentos hormonales. Pero esto se hace de acuerdo con estrictas indicaciones, después de consultar con el endocrinólogo. Целью является увеличение размеров пениса на фоне применения тестостерона и хорионического гонадотропина человека.

По существующим ныне стандартам мальчик с гипоспадией должен быть прооперирован не позднее 1,5 лет.

Преимущества раннего оперативного вмешательства при гипоспадии:

  • чем меньше возраст, тем лучше восстановительная способность тканей,
  • cuidado más fácil del pene después de la cirugía: es más fácil para el bebé ponerse un pañal para no llamar la atención sobre el catéter urinario instalado después de la cirugía,
  • a esta edad, los niños no tienen erecciones espontáneas que aumentan la probabilidad de divergencia en la costura postoperatoria,
  • La psique del niño no sufre, ya que a esta edad el niño recuerda poco.

La duración de la cirugía depende del tipo de hipospadias y anomalías que deben corregirse.

En promedio, toma de 2 a 3 horas, pero la cirugía para las hipospadias puede llevar más tiempo.

Tenga en cuenta que todas las intervenciones se realizan bajo anestesia general, lo que facilita la corrección quirúrgica del defecto en un niño pequeño.

Rehabilitación después de cirugía para hipospadias.

Después del alta hospitalaria, el cirujano observa al niño durante al menos 24 meses, ya que es durante este período que las complicaciones a menudo se corrigen.

Después de la cirugía, se retira el vendaje durante 5 a 7 días.

Para la prevención de la adhesión de una infección secundaria, el tratamiento con antibióticos se prescribe con preparaciones de penicilina. Para terapia local, usar una pomada con efecto antiinflamatorio, que se aplica de 4 a 5 veces al día.

Los mimos deben cambiarse a menudo, cada 1.5 - 2 horas. Es necesario “ventilar” la cicatriz postoperatoria, pero al mismo tiempo para garantizar que el niño no extraiga el catéter uretral, que ha estado en la vejiga durante al menos 2 semanas.

¿Qué pueden ser las complicaciones y problemas después de la cirugía para las hipospadias?

El síndrome de dolor se detiene recetando medicamentos del grupo de AINE en forma de jarabes, que tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos.

El origen del dolor es comprensible: en primer lugar, la cirugía realizada, en segundo lugar, el catéter urinario afecta el cuello de la vejiga, que tiene muchas terminaciones nerviosas, lo que causa espasmos. La aplicación de un pañal caliente en la parte inferior del abdomen alivia un poco la condición.

La excreción de sangre en los primeros días después de la cirugía no debe ser perturbada, siempre que no haya sangrado pronunciado. Se permiten unas gotas de secreción sanguinolenta en el pañal.

La complicación más desfavorable es la infección de una herida postoperatoria, que puede reducir a cero el resultado de todos los esfuerzos de los cirujanos. Por lo tanto Es importante no abandonar el antibiótico, no reducir la dosis y no perder la recepción.

La formación de un pasaje fistuloso se desarrolla en un contexto de divergencia de suturas y orina que fluye hacia los tejidos cercanos. Si no hay una estenosis uretral concomitante, es probable que una pequeña fístula pase por sí misma.

La constricción de la uretra recién formada requiere una erección; si no tiene éxito, recurren a la escisión del defecto con láser.

¿Es necesario realizar una operación para el niño en la forma “leve” de hipospadias?

Las formas "ligeras" incluyen capitate, circumobarbate e hipospadias coronarias.. La operación debe realizarse, ya que todos los aspectos psicológicos de la edad adulta pueden tener consecuencias adversas. Según las estadísticas, estos niños todavía operan, pero solo a una edad posterior.

Las hipospadias del tallo, escrotal y perineal se convierten en un trauma psicológico importante para los padres. Es necesario darse cuenta de que solo la intervención quirúrgica puede corregir la patología, que debe ser la tarea principal.

Culpándose mutuamente por la mala herencia, la esperanza de un "milagro" y la autodeterminación de la situación son, al menos, poco constructivas.

En la forma más grave de hipospadias, el pene es tan pequeño que se asemeja al clítoris, el escroto es similar a los labios debido a la división y la uretra es como la vagina. Los testículos en el escroto pueden faltar debido a la criptorquidia.

En este caso, realice un análisis de sangre en el cariotipo para determinar el sexo del niño, ya que la niña puede ser, de hecho, un niño. Pero incluso estos casos graves son susceptibles de corrección quirúrgica.

¿Qué se puede hacer para prevenir las hipospadias?

Según los expertos, las anomalías de la uretra se presentan al principio del embarazo y, cuanto más pronto, más patología será más difícil.

Por lo tanto, el embarazo debe planificarse para excluir, por ejemplo, los efectos nocivos del alcohol, la nicotina, las drogas, etc., sobre la embriogénesis. La administración profiláctica de ácido fólico y vitamina E reduce la probabilidad de anomalías del desarrollo fetal.

No debe planear un embarazo inmediatamente después de tomar anticonceptivos orales. Es mejor esperar un año cuando se restaura el fondo hormonal de la madre.

Mishina Victoria, uróloga, crítica médica.

3.638 visitas en total, 6 visitas hoy.

Embriogénesis

Las gónadas primarias se forman entre las 4 y 5 semanas de desarrollo fetal. La presencia del cromosoma Y asegura la formación de los testículos. Se supone que el cromosoma Y codifica la síntesis de la proteína antígeno Y, que contribuye a la transformación de la gónada primaria en el tejido del testículo. Las diferencias fenotípicas embriogénicas se desarrollan en dos direcciones: se diferencian los conductos internos y los genitales externos. En las primeras etapas de desarrollo, el embrión contiene los conductos femenino (paramesonphralic) y masculino (mesonephralic).

Los órganos genitales internos se forman a partir de los conductos de lobo y muller, que se encuentran uno al lado del otro en las primeras etapas del desarrollo embrionario en ambos sexos. En los fetos masculinos, los conductos de Wolf producen epidídimos, vasos deferentes y vesículas seminales, mientras que los conductos de Müller desaparecen. En los embriones femeninos, los conductos mullerianos desarrollan las trompas de Falopio, el útero y la parte superior de la vagina, y los conductos del Lobo retroceden. Los genitales externos y la uretra de los frutos de ambos sexos se desarrollan a partir de una pestaña común: el seno urogenital y el tubérculo genital, los pliegues genitales y las elevaciones.

Los testículos fetales son capaces de sintetizar una sustancia proteínica: un factor anti-Muller que reduce los conductos paramesonéfricos en un feto masculino. Además, a partir de la décima semana de desarrollo intrauterino, el testículo fetal, primero bajo la influencia de la gonadotropina coriónica humana (GC), y luego su propia hormona luteinizante (LH) sintetiza una gran cantidad de testosterona, que afecta a los genitales externos indiferentes, causando su masculinización. El tubérculo genital, al aumentar, se convierte en el pene, el seno urogenital se transforma en la próstata y en la parte prostática de la uretra, los pliegues genitales se fusionan y forman la uretra masculina. El meato se forma por la entrada de tejido epitelial en la cabeza y se fusiona con el extremo distal de la uretra formada en la región de la fosa escafoides. Así, al final del primer trimestre, tiene lugar la formación final de los genitales.

Cabe señalar que para la formación de los genitales internos masculinos (conductos genitales), la testosterona actúa directamente, mientras que el desarrollo de los genitales externos requiere la influencia del metabolito activo T-DHT (dihidrotestosterona), que se forma directamente en la célula bajo la influencia de una enzima específica, 5alpha-reductasa.

Actualmente, hay muchas clasificaciones de hipospadias, pero solo la clasificación de Barcat nos permite evaluar objetivamente el grado de hipospadias, ya que la evaluación de la forma del defecto se realiza solo después del despliegue quirúrgico del pene.

Clasificación de hipospadias barcat:

I. Hipospadias anteriores:

Yo Hipospadias medias:

Iii. Hipospadias traseras:

A pesar de la ventaja obvia, la clasificación de Barcat tiene un gran inconveniente. No incluye una forma especial de patología, como "hipospadias sin hipospadias" (a veces llamada "hipospadias de tipo acorde"). Sin embargo, según la patogenia de la enfermedad, "hipospadias sin hipospadias" es un término más apropiado para este tipo de patología, ya que en algunos casos solo la piel displásica de la superficie ventral sin un acorde fibroso pronunciado es la causa de la desviación ventral del tronco del pene y, a veces, el acorde fibroso se combina con una displástica profunda. Procesos en la pared de la uretra.

En este sentido, es lógico expandir la clasificación de Barcat agregándola con una unidad nosológica separada: "hipospadio sin hipospadias".

A su vez, se distinguen cuatro tipos de "hipospadias sin hipospadias": 1) en el primer tipo, la desviación ventral del pene del pene es causada exclusivamente por la piel despintada de la superficie ventral del pene, 2) la causa de la curvatura del tronco del segundo tipo es el cordón fibroso ubicado entre la piel de la superficie ventral y uretra, 3) conduce al tercer tipo de curvatura del cordón fibroso, ubicado entre la uretra y los cuerpos cavernosos del pene, 4) en el cuarto tipo de curvatura combinación de acorde fibroso pronunciada tsya adelgazamiento brusco realidad pared de la uretra (displasia uretra) (B. Belman 1985. Fayzulin AK 2003). La comprensión de la patogenia de esta forma de patología del desarrollo del pene, determina las tácticas correctas del cirujano y contribuye a la corrección exitosa del defecto.

El tratamiento de las hipospadias se realiza exclusivamente mediante cirugía. Antes de la cirugía, es necesario realizar un examen exhaustivo del paciente, que permita diferenciar las hipospadias con otras violaciones de la formación del suelo. Para este propósito, además del examen general del paciente, se realiza un cariotipo (especialmente en casos en los que se combina hipospadias con criptorquidia), ecografía de los órganos pélvicos y del tracto urinario. En el caso de una combinación de hipospadias con defectos renales y del tracto urinario, el paciente necesita un examen clínico completo mediante pruebas urodinámicas, rayos X, radioisótopos y métodos de diagnóstico endoscópico.

El objetivo del tratamiento quirúrgico de los pacientes con hipospadias es: 1) despliegue completo de cuerpos cavernosos curvos, que proporciona una erección suficiente para las relaciones sexuales, 2) creación de una uretra artificial de diámetro y longitud suficientes sin fístulas y estenosis en tejidos sin folículos pilosos, 3) uso de uretroplastia el propio tejido del paciente con suministro de sangre adecuado, asegurando el crecimiento de la uretra creada con el crecimiento fisiológico de los cuerpos cavernosos, 4) moviendo la abertura externa de la uretra hacia la parte superior la cabeza del pene con la ubicación longitudinal de Meatus, 5) la creación de la micción libre sin desviación y salpicaduras de chorro de agua, 6) la eliminación máxima de los defectos cosméticos del pene con el objetivo de la adaptación psico-emocional del paciente en la sociedad, especialmente al entrar en relaciones sexuales.

Examen preoperatorio

A veces, en la práctica de un urólogo pediátrico, surgen situaciones cuando, debido a errores de diagnóstico, un niño con un cariotipo 46XX pero genitales viril se registra en el campo masculino y un niño con el cariotipo 46XY pero genitales feminizados en el campo femenino. La causa más común de problemas en este grupo de pacientes es el cariotipo erróneo o la ausencia de un estudio. Cambiar el sexo del pasaporte en niños a cualquier edad se asocia con traumas psicoemocionales graves para los padres y el niño, especialmente si el paciente ya ha tenido una orientación psicosexual. Hay casos en que a las niñas con hiperplasia suprarrenal congénita e hipertrofia del clítoris se les diagnosticó alguna forma de hipospadias con todas las consecuencias resultantes y, por el contrario, un niño con síndrome de feminización testicular se crió en el campo femenino antes de la pubertad. A menudo es en la pubertad que la falta de menstruación oportuna atrae la atención de los especialistas, pero en este momento el niño ya ha formado una identidad sexual o de otra manera el sexo social. Por lo tanto, cualquier niño con anomalías de los órganos genitales externos debe ser examinado en una institución especializada. Además, incluso en niños con genitales inalterados, es necesario realizar un examen de ultrasonido de los órganos pélvicos inmediatamente después del nacimiento. Actualmente, se conocen más de 100 síndromes genéticos asociados con hipospadias. Ya, sobre la base de este hecho, es aconsejable consultar a un genetista, que en algunos casos puede ayudar a aclarar el diagnóstico y centrar a los urólogos en las características de la manifestación de un síndrome en el curso del tratamiento.

El aspecto endocrinológico es más importante para resolver este problema, ya que las causas subyacentes de las hipospadias son la patología del sistema endocrino, que, a su vez, explica la combinación de hipospadias con micropenia, hipoplasia escrotal, diversas formas de criptorquidia y alteración de la obliteración del proceso vaginal del peritoneo (hernia inguinal y varias formas de testículo creepídico y cordón espermático).

En algunos casos, las malformaciones congénitas del tracto urinario se detectan en niños con hipospadias, por lo que se debe realizar un examen de ultrasonido del tracto urinario en pacientes con cualquier forma de hipospadias. La mayoría de los urólogos se encuentran con reflujo vesicoureteral, así como con hidronefrosis, ureterohidronefrosis y otras anomalías en el desarrollo del tracto urinario. Cuando inicialmente se realiza una combinación de hipospadias e hidronefrosis o ureterohidronefrosis, los plásticos del segmento de uréter afectado y solo después de 6 meses es recomendable corregir las hipospadias. En el caso de que un paciente tenga un PMR, es necesario aclarar la causa del reflujo y eliminarlo. Se ha demostrado que este grupo de pacientes realiza un estudio clínico profundo, que incluye una gama completa de pruebas urodinámicas, rayos X, radioisótopos y métodos de diagnóstico endoscópico, que permiten determinar las tácticas de tratamiento adicional del paciente.

La edad óptima para el tratamiento quirúrgico.

Desde la introducción de los últimos logros de la ciencia en la medicina moderna, se han abierto numerosas oportunidades para revisar una serie de conceptos en cirugía plástica del pene. La presencia de instrumentos microquirúrgicos, el aumento óptico y el uso de suturas inertes permitieron minimizar el trauma quirúrgico y realizar operaciones exitosas en niños de 6 meses y más. La mayoría de los urólogos modernos de todo el mundo prefieren la corrección simultánea de las hipospadias a una edad temprana. Los intentos de algunos urólogos para realizar una operación de un solo paso en niños recién nacidos o en la edad de 2 a 4 meses no se justificaron (Belman, Kass, 1985). En la mayoría de los casos, la corrección de las hipospadias se realiza entre los 6 y los 18 meses de edad, ya que a esta edad la proporción de los tamaños de los cuerpos cavernosos y el stock de material plástico (la piel real del pene) es óptima para la implementación del beneficio operacional (Snyder 2000).

Además, a esta edad, el desempeño de las operaciones correctivas tiene un efecto mínimo en la psique del niño. Como regla general, el niño olvida rápidamente los aspectos negativos del tratamiento postoperatorio, que no afecta aún más su desarrollo personal. Los pacientes que se han sometido a múltiples intervenciones quirúrgicas para hipospadias a menudo forman un complejo de inferioridad.

Todos los tipos de tecnologías desarrolladas se pueden dividir en 3 grupos:

Métodos de corrección de las hipospadias utilizando tejidos propios del pene.

tratamiento quirúrgico de las hipospadias utilizando tejidos del paciente ubicados fuera del pene,

Corrección de imperfecciones utilizando los logros de la ingeniería de tejidos.

La elección del método a menudo depende del equipo técnico de la clínica, la experiencia del cirujano, la edad del paciente, la efectividad de la preparación preoperatoria y las características anatómicas de los genitales.

Algoritmo de elección de un método de tratamiento quirúrgico.

La elección del tratamiento quirúrgico depende directamente de la cantidad de métodos con los que el cirujano operador esté familiarizado, ya que con la misma forma de defecto y el mismo éxito, puede utilizar una serie de técnicas propuestas anteriormente. En algunos casos, para resolver un problema, es suficiente realizar una metotomía, y algunas veces se hace necesario realizar operaciones microquirúrgicas complejas, por lo tanto, el factor determinante para elegir un método es:

localización del meato hipospádico,

tamaño de la bolsa prepucial

la proporción del tamaño de los cuerpos cavernosos y la piel del pene,

displasia de la piel de la superficie ventral del pene,

El grado de curvatura de los cuerpos cavernosos.

tamaño del pene,

la profundidad del surco en la superficie ventral del glande del pene,

el grado de rotación del pene,

tamaño del pene

La presencia del prepucio sinéquico y su severidad.

Tapas del eje del pene, etc.

Actualmente, se conocen más de 200 métodos de corrección quirúrgica de hipospadias. Sin embargo, en este capítulo hemos intentado presentar operaciones que tienen una dirección fundamentalmente nueva en la cirugía genital plástica.

El primer intento de corrección quirúrgica de las hipospadias en 1837 fue realizado por Dieffenbach. A pesar de la interesante idea de la operación en sí, desafortunadamente, no tuvo éxito.

Первая успешная попытка уретропластики выполнена Bouisson в 1861 г. с использованием ротированной кожи мошонки.

В 1874 г. Anger для создания артифициальной уретры использовал асимметричный смещённый лоскут вентральной поверхности ствола полового члена.

В том же году Duplay использовал для пластики уретры тубуляризированный вентральный кожный лоскут по принципу Thiersh, предложенный для коррекции стволовой эписпадии в 60-е годы того столетия. Операция выполнялась в 1 и в 2 этапа. En la forma distal de hipospadias, la operación se realizó en la etapa 1. En los casos con formas proximales de plástico, la uretra se realizó varios meses más tarde después de un enderezamiento preliminar del eje del pene. Esta operación está ampliamente extendida en todo el mundo, y ahora muchos cirujanos que no conocen la técnica de corrección de hipospadias en un solo paso utilizan esta tecnología.

En 1897, Nove - Josserand describió un método para crear una uretra artificial utilizando un colgajo autólogo libre de piel recolectado de la parte no peluda de la superficie corporal (superficie interna del antebrazo, abdomen).

En 1911, Ombredanne intentó una corrección de un solo paso de la forma distal de las hipospadias, en la que se creó la uretra artificial en el principio del "colgajo" utilizando la piel de la superficie ventral del pene. El defecto de la herida resultante fue cerrado por un colgajo prepucial dividido desplazado según el principio desarrollado por Thiersch.

En 1932, Mathieu, utilizando el principio de Bouisson, realizó una corrección exitosa de la forma distal de hipospadias.

En 1941, Humby propuso usar la mucosa de la mejilla para crear una nueva uretra.

En 1946, Cecil, utilizando el principio de Duplay y Rosenberger en 1891, realizó un plástico de tres etapas de la uretra en forma de tallo escrotal utilizando la anastomosis del tallo escrotal durante la producción de la segunda etapa del manual operativo.

Memmelaar en 1947 describió un método para crear una uretra artificial utilizando un colgajo de mucosa de vejiga libre.

En 1949 Browne describió el método de la uretroplastia distal sin el cierre del sitio interno de la uretra artificial, basándose en la epitelización independiente de la superficie no tubular de la uretra artificial.

El fundador de varias operaciones destinadas a crear una uretra artificial utilizando el haz vascular fue Broadbent, que en 1961 describió varias variantes de dichas operaciones.

En 1965, Mustarde desarrolló y describió un método inusual de uretroplastia mediante el uso de un colgajo ventral tubularizado ventral tubularizado con tunelización del glande.

En 1969 - 1971 N. Hodgson y Asopa desarrollaron la idea de Broadbent y crearon varias tecnologías originales que permiten la corrección de formas graves de hipospadias en un solo paso.

En 1973, Durham Smith desarrolló e implementó el principio de un colgajo desepitelializado desplazado, que luego se generalizó en todo el mundo con la corrección de las hipospadias y la extirpación de las fístulas uretrales.

En 1974, Gittes y MacLaughlin fueron los primeros en aplicar y describir la prueba de "erección artificial", en la que, después de aplicar el torniquete a la base del pene, se inyectó solución salina fisiológica intracavernosamente. Esta prueba nos permitió evaluar objetivamente el grado de curvatura del eje del pene.

En 1980, J. Duckett describió una variante de la corrección de un solo paso de las hipospadias utilizando la piel del prospecto interno del prepucio en el pedículo vascular.

En 1983, Koyanagi describió un método original de corrección en un solo paso de la forma proximal de hipospadias con una sutura uretral doble vertical.

En 1987, Snyder desarrolló un método de uretroplastia utilizando una pieza interna de prepucio en el pedículo vascular en el principio de dos colgajos o uretroplastia "onlay".

En 1987, Elder describió una variante de la protección de la sutura uretral utilizando un colgajo vascularizado desepitelizado.

En 1989, Rich aplicó el principio de disección longitudinal del colgajo ventral en las hipospadias distales en combinación con la tecnología Mathieu, realizando una uretroplastia con menos tensión tisular, reduciendo así la probabilidad de complicaciones postoperatorias.

En 1994, Snodgrass desarrolló la idea utilizando la misma técnica de disección de la superficie ventral en combinación con el método Duplay.

Técnica de operación

Para brindar apoyo técnico para la corrección quirúrgica de las hipospadias, el urólogo debe tener un conocimiento profundo de la anatomía del pene. Este conocimiento le permite enderezar de manera óptima el cuerpo cavernoso, extraer el colgajo de la piel, con la intención de crear una uretra artificial y preservar el haz vascular y cerrar la superficie de la herida sin dañar estructuras anatómicas importantes. La subestimación de este problema puede llevar a complicaciones graves, incluida la discapacidad. En muchos sentidos, el tratamiento exitoso de las hipospadias depende del equipo técnico. Como regla general, para la corrección quirúrgica de las hipospadias, los urólogos utilizan una lupa binocular con un aumento o un microscopio de 2,5 a 3,5 veces, así como instrumentos microquirúrgicos. Las más utilizadas son el bisturí abdominal nº 15, las pinzas anatómicas y quirúrgicas con un área de recogida de tejido mínima, el portaagujas atraumáticas, las pinzas de colibrí, los ganchos de dientes simples y dobles de tamaño pequeño, así como el material de sutura atraumática absorbible 6/0 - 8/0. Durante la operación, se debe evitar el aplastamiento del tejido utilizado para crear el artefacto uretra. Para este propósito, es más lógico usar ganchos pequeños o retractores microquirúrgicos.

Para la fijación a largo plazo de los tejidos en una determinada posición, es recomendable utilizar sujetadores de hilos que no causen daños en el colgajo de la piel.

Al corregir cualquier forma de hipospadias, es deseable realizar una movilización completa de los cuerpos cavernosos en el espacio entre la fascia superficial del pene y la fascia Buck. Esta manipulación le permite realizar una revisión completa de los cuerpos cavernosos y extirpar cuidadosamente el cordón fibroso, que incluso con formas distales de hipospadias puede ubicarse desde la cabeza hasta el ángulo penoscrotal, lo que limita el crecimiento adicional del pene. La piel movilizada del pene le permite realizar más libremente la etapa de cierre de los cuerpos cavernosos, eliminando la posibilidad de tensión tisular. Uno de los principios básicos de la cirugía plástica de los genitales, que contribuye al logro de un resultado exitoso, sigue siendo el principio de colgajos holgados sin tensión tisular.

A veces, después de la movilización de la piel del pene, hay signos de alteración de la microcirculación en el colgajo. En estos casos, la etapa de la plastia uretral debe posponerse la próxima vez o, una vez realizado el plástico de la uretra, desplazar el área del tejido isquémico del pedículo vascular que alimenta la uretra para evitar la trombosis de contacto de los vasos.

Al final de la etapa plástica de la uretra, es deseable cambiar la línea de suturas subsiguientes para prevenir la formación de fístulas uretrales en el período postoperatorio. Esta técnica, hace más de 100 años, utilizó Thiersch para la corrección de las epispadias.

La mayoría de los urólogos están de acuerdo en que durante la implementación del manual operativo, es necesario minimizar el uso de un electrocoagulador, o aplicar modos de coagulación mínima. Algunos cirujanos usan una solución de epinefrina (1: 100.000) para reducir el sangrado de los tejidos. Desde nuestro punto de vista, un espasmo de vasos periféricos impide en algunos casos evaluar objetivamente la condición de los injertos de piel y puede llevar a tácticas erróneas durante la operación. Mucho más efectivo es el uso de un arnés superpuesto en la base de los cuerpos cavernosos para lograr el mismo efecto. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que es necesario quitar el torniquete de los cuerpos cavernosos cada 10-15 minutos durante algún tiempo. Durante la operación, se recomienda el riego de la herida con soluciones antisépticas. Ocasionalmente, los urólogos profilácticos usan una dosis diaria única de un antibiótico de amplio espectro en una dosis de edad.

Al final del manual operativo, se aplica un vendaje aséptico al pene. La mayoría de los cirujanos tienden a usar un apósito de glicerina en combinación con un vendaje elástico poroso. El punto importante es la imposición de una venda de gasa suelta, empapada en glicerina estéril en una sola capa en una espiral desde la cabeza hasta la base del pene. Luego se aplica un vendaje elástico poroso delgado (por ejemplo, un vendaje 3M de Coban) sobre el vendaje de gasa. Desde el vendaje se corta una tira con un ancho de 20-25 mm. Luego, de acuerdo con el mismo principio, una capa de vendaje se aplica en espiral desde la cabeza hasta la base del pene. No debe haber tensión del vendaje en el proceso de aplicación de un vendaje. El vendaje solo debe seguir los contornos del tronco del pene. Esta técnica le permite mantener un suministro de sangre adecuado en el período postoperatorio, al tiempo que limita la hinchazón creciente del pene. A los 5-7 días del postoperatorio, el edema del pene disminuye gradualmente y el apósito se reduce debido a sus propiedades elásticas. El primer vendaje se cambia, como regla, en el séptimo día si no está empapado de sangre y conserva su elasticidad. El estado del apósito se evalúa visualmente y por palpación. El vendaje, empapado en sangre o linfa, se seca rápidamente y no cumple su función. En este caso, debe cambiarse, humedecerse previamente con una solución antiséptica y envejecer de 5 a 7 minutos.

Retirada de orina postoperatoria

Un aspecto importante en la cirugía plástica de los genitales es la derivación urinaria en el postoperatorio. A lo largo de la larga historia de la cirugía genital, este problema ha sufrido muchos cambios, desde los sistemas de drenaje más complejos hasta el plomo transuretral banal. Hasta la fecha, la mayoría de los urólogos consideran necesario drenar la vejiga durante un período de 7 a 12 días.

En la década de los 70, el conocido urólogo V.I. Rusakov desarrolló e implementó un método de descarga de orina.

A su vez, muchos urólogos utilizan el drenaje de la cistostomía en el período postoperatorio, a veces en combinación con la derivación transuretral. Algunos autores consideran la uretrostomía por punción, que permite pasar la orina adecuadamente, como la mejor manera de resolver este problema.

La gran mayoría de los urólogos consideran que la micción efectiva de la orina es un elemento obligatorio en el complejo general de medidas destinadas a prevenir posibles complicaciones, lo que permite que el vendaje permanezca en el pene sin contacto con la orina durante mucho tiempo.

La experiencia a largo plazo de la corrección quirúrgica de las hipospadias demuestra objetivamente la racionalidad del uso de la desviación urinaria transuretral en pacientes con cualquier tipo de mancha.

Una excepción puede ser los pacientes que han utilizado los logros de la ingeniería de tejidos para crear un artefacto de uretra. En este grupo de pacientes, es lógico utilizar una cistostomía con punción urinaria combinada en combinación con abducción transuretral hasta por 10 días.

Se recomienda el uso de un catéter uretral con aberturas laterales y laterales Nº 8 CH como un catéter óptimo para el drenaje de la vejiga. El catéter debe insertarse en la vejiga a una profundidad inferior a 3 cm para evitar contracciones involuntarias del detrusor y fugas de orina además del tubo de drenaje.

No se recomienda usar un catéter con un balón que cause irritación del cuello de la vejiga y reducción permanente del detrusor. Además, la extracción de un catéter con balón de Foley aumenta el riesgo de daños en la uretra artefacto. La razón radica en el hecho de que el globo, inflado durante 7-10 días, en el período postoperatorio no puede caer a su estado original. La pared sobrecargada del globo conduce a un aumento en el diámetro del catéter que se va a extraer, lo que puede contribuir a la ruptura parcial o completa de la uretra artificial.

En algunos casos, se mantiene la pérdida de orina además del catéter uretral, a pesar de la ubicación de drenaje aparentemente óptima. Esta circunstancia suele asociarse con la posición posterior del cuello de la vejiga, por lo que se produce una irritación constante de la pared de la vejiga con un catéter. En estos casos, es más eficaz dejar un stent insertado en la uretra, proximal al meato hipospádico, en combinación con el drenaje de la vejiga a través de la cistostomía por punción (Fayzulin AK 2003).

El catéter uretral se fija a la cabeza del pene, dejando el "mesenterio" para facilitar el cruce de la ligadura al retirar el catéter. Es recomendable imponer una sutura nodal duplicada sobre el borde del apósito y atarla con un nodo adicional al catéter uretral. Por lo tanto, el catéter uretral no tirará de la cabeza del pene, causando dolor al paciente. El extremo exterior del catéter se conecta al receptor urinario o se desvía a un pañal o pañal.

Por lo general, el catéter uretral se retira en un rango de 7 a 14 días, prestando atención a la naturaleza del chorro. En algunos casos, es necesario el artefacto de la uretra. Dado que este procedimiento es extremadamente doloroso, se debe realizar anestesia. Después de que el paciente es dado de alta del hospital, es necesario realizar un examen de seguimiento después de 1, 2 semanas, 1, 3 y 6 meses, y luego una vez al año hasta que se complete el crecimiento del pene, enfocando a los padres en la naturaleza del chorro y la erección.

Drenando heridas

El drenaje de la herida postoperatoria se realiza solo en los casos en que no es posible aplicar un vendaje de compresión en toda la zona quirúrgica, por ejemplo, si la anastomosis uretral se aplica proximal al ángulo pento-escrotal.

Para este propósito, se utiliza un tubo delgado Nº 8CH con múltiples orificios laterales o un graduado de caucho, que se retira al lado de la línea de sutura de la piel. Por lo general, el drenaje se elimina el día después de la cirugía.

Método característico MAGPI (Duckett 1981)

La indicación para el uso de esta técnica es la ubicación del meato hipospádico en el área del surco coronario o la cabeza del pene sin deformación ventral de este último.

La operación comienza con una incisión limítrofe alrededor de la cabeza del pene, a unos 4-5 mm del surco coronal, y en la superficie ventral, la incisión se realiza 8 mm proximal al meato hipospádico.

Durante la incisión, es necesario observar la máxima precaución en relación con el adelgazamiento del tejido de la uretra distal, en el que se realiza la incisión, debido a la amenaza de formación de una fístula uretral en el período postoperatorio.

La incisión de la piel se realiza a todo el espesor de la fascia Buck. Después de eso, se lleva a cabo la movilización de la piel del pene, permitiendo preservar los vasos que alimentan la piel. Después de la disección de la piel real del pene con la ayuda de unas pinzas, la fascia superficial se eleva y se disecciona con tijeras vasculares. Los tejidos se crían bruscamente entre la fascia superficial y la fascia Buck. Con la adecuada disección de la fascia, la movilización de la piel se produce casi sin derramamiento de sangre.

Luego, utilizando suavemente las tijeras vasculares, los tejidos blandos del pene se extienden a lo largo de la incisión de la piel, moviéndose gradualmente desde la superficie dorsal hacia los lados del pene en el espacio interfascial. Se debe prestar especial atención a las manipulaciones en el área de la superficie ventral, ya que es aquí donde la piel del pene, la fascia superficial y la membrana albugineal (fascia de Buck) se sueldan íntimamente, lo que, a su vez, puede causar lesiones en la pared de la uretra.

La piel se retira del tronco del pene al suelo como "medias", lo que permite eliminar la torsión de la piel que acompaña a las formas a veces distales de hipospadias, así como crear un colgajo de piel móvil ().

La siguiente etapa es una incisión longitudinal a lo largo de la fosa navicular del pene, incluida la pared dorsal del meato hipospádico con el propósito de una metotomía, ya que a menudo las formas distales de las hipospadias se acompañan de estenosis meatal.

La incisión se realiza lo suficientemente profunda como para cruzar el puente de tejido conectivo, que se encuentra entre el meato hipospádico y el borde distal de la fosa escafoides. De este modo, el cirujano logra suavizar la superficie ventral de la cabeza, eliminando la desviación ventral del chorro durante la micción.

La herida en la pared dorsal del meato toma una forma de diamante y, por lo tanto, elimina cualquier estrechamiento meatal. La herida ventral se sutura con dos o tres suturas transversales utilizando una sutura de monofilamento (PDS 7/0).

Para la producción de glanuloplastia, se utiliza un gancho de un solo diente o pinzas microquirúrgicas, con la ayuda de la cual el borde de la piel proximal al meato hipospádico se eleva hacia la cabeza, de modo que el borde ventral de la herida se parece a una letra invertida V.

Los bordes laterales de la herida en la cabeza se suturan con dos o tres suturas en forma de U o interrumpidas sin tensión en el catéter uretral del tamaño de la edad.

Al cerrar un defecto de la herida con restos de piel movilizados, no existe un método único que sea universal para todos los casos de plásticos de la piel, ya que el grado de displasia de la piel ventral, la cantidad de material plástico en el eje del pene y el tamaño del saco prepucial varían considerablemente. El método más utilizado es el cierre del defecto de la piel, propuesto por Smith, en el que el saco prepucial se divide con una incisión longitudinal de este último a lo largo de la superficie dorsal. Luego, los colgajos de piel formados se envuelven alrededor del eje del pene y se cosen en la superficie ventral entre sí o uno debajo del otro.

В большинстве случаев оставшейся кожи бывает достаточно для свободного закрытия дефекта без какого-либо перемещения ткани, причем обязательным моментом, с косметической точки зрения, является иссечение остатков препуция.

К моменту закрытия раневого дефекта, как правило, мобилизованный кожный лоскут имеет характерные признаки краевой ишемии. Чаще ишемизированные участки располагаются в области латеральных краев препуция и характеризуются некоторой синюшностью ткани, поэтому, производя резекцию излишков кожи на этапе закрытия раневого дефекта, необходимо в первую очередь резецировать пораженные участки. Durante la resección de la piel sin cambios, se realiza una cuidadosa preparación del mesenterio del prepucio, extirpando solo la piel y preservando así la red vascular, lo que contribuye a la rápida curación de los tejidos en el período postoperatorio.

En algunos casos, el principio de Tiersh-Nesbit se usa para cerrar el defecto de la herida ventral, en el cual se crea una ventana en la zona avascular del colgajo dorsal de la piel, a través del cual se mueve la cabeza del pene dorsalmente, y el defecto en la superficie ventral se cierra con un tejido prepucio fenestado. En conclusión, el margen cutáneo coronario de la herida se cose al borde de la "ventana" de la piel, y la herida en la superficie ventral del eje del pene se sutura en la dirección longitudinal con una sutura continua.

El método de uretroplastia con megalomeatus sin usar prepucio (MIP) (Duckett - Keating 1989)

La indicación para el uso de esta tecnología es la forma coronaria de hipospadias sin deformidad ventral del eje del pene, confirmada por la prueba de "erección artificial".

El principio de funcionamiento se basa en la tecnología Tiersch-Duplay sin el uso de tejido prepucio. La operación comienza con una incisión en forma de U a lo largo de la superficie ventral del glande con el borde del megamatus a lo largo del borde proximal. Las tijeras afiladas distinguen suavemente las paredes laterales de la uretra futura sin intersectar el cuerpo esponjoso de la uretra. La mayoría de las veces, no hay necesidad de una descarga profunda de las paredes, porque la fosa navicular profunda le permite formar una "nueva" uretra sin la menor tensión.

La uretra se forma en el catéter uretral. El catéter transuretral debe moverse libremente en el lumen del canal creado. Como material de sutura, es óptimo utilizar una sutura absorbible de monofilamento 6/0 - 7/0.

Para prevenir las salidas de orina parauretrales en el postoperatorio, se utiliza una sutura uretral de precisión continua. Del mismo modo imponen una costura en la piel.

Movimiento de la uretra con glanuloplastia y prepucio plástico con hipospadias distales (Keramidas, Soutis, 1995)

La indicación para el uso de este método son las formas coronarias y coronarias de hipospadias sin signos de displasia uretral distal.

Al comienzo de la operación, la vejiga se cateteriza. La operación comienza con una incisión en la piel con forma de hoz submeatal, que se realiza 2-3 mm debajo del meato. Esta incisión se extiende verticalmente, bordeando el meato en ambos lados, y continúa hacia arriba hasta que se unen en la parte superior del glande del pene. El meato se secreta de forma aguda y contundente, luego se moviliza la uretra distal. Detrás de la uretra se encuentra la capa fibrosa. Es muy importante no perder la capa en el proceso de excreción de la uretra, sin dañar la pared de la uretra y el cuerpo cavernoso. En esta etapa de la operación, se presta especial atención a preservar la integridad de la uretra y la piel delgada del pene, lo que reduce el riesgo de formación de fístulas postoperatorias. La movilización de la uretra se considera completa cuando el meato uretral alcanza la parte superior del glande del pene sin tensión. Para la escisión de la cuerda restante cerca del surco coronario, se hacen 2 incisiones, cada una de las cuales es aproximadamente ¼ de su circunferencia. Después de la movilización completa de la uretra comienza su reconstrucción. Meato cosido a la parte superior del glande sutura intermitente del pene. La cabeza se cierra sobre la uretra interrumpida suturas interrumpidas. A la piel del prepucio se le da un aspecto natural mediante una disección transversal de su parte ventral en ambos lados y una articulación vertical. De esta forma, se cierra la cabeza del prepucio restaurado. Después de completar la operación, el pene adquiere una apariencia normal, el meato está en la parte superior de la cabeza, la piel del prepucio bordea la cabeza. El catéter transuretral se retira el séptimo día después de la cirugía.

Mathieu (1932)

Las indicaciones para el uso de esta tecnología es la forma de hipospadias en el capitatum sin deformación del eje del pene y una fosa escafoides bien desarrollada, en la que el defecto uretral es de 5-8 mm en combinación con la piel de alto grado de la superficie ventral, que no presenta signos de displasia.

La operación se realiza en un solo paso. Se realizan dos incisiones longitudinales paralelas a lo largo de los bordes laterales de la fosa navicular lateral al meato hipospádico y proximal a este último para la longitud del déficit del tubo uretral. El ancho del colgajo de la piel es la mitad de la circunferencia de la uretra creada. Los extremos proximales de las incisiones están interconectados.

Para cubrir de manera segura la uretra creada, movilice el tejido eréctil del glande del pene. Esta tarea tan delicada se logra mediante la disección suave a lo largo de la red de tejido conectivo entre el cuerpo cavernoso de la cabeza y los cuerpos cavernosos hasta que el colgajo girado se encuentra en el nicho recién creado y los bordes de la cabeza están cerrados sobre la uretra formada.

El extremo proximal del colgajo de la piel se moviliza hacia el meato hipospádico y gira distalmente, superpuesto sobre el colgajo de la base, de modo que las esquinas del ápice del colgajo seleccionado coinciden con los vértices de las incisiones en el colgajo de la base del tipo colgajo. Las aletas se cosen juntas con una sutura de precisión intradérmica continua lateral desde la parte superior de la cabeza hasta la base de la aleta del catéter uretral.

En la siguiente etapa, los bordes movilizados del glande del pene se unen con suturas interrumpidas sobre la uretra formada. El exceso de tejido prepucial se reseca a nivel del surco coronario. La operación finaliza con la imposición de un vendaje compresivo con glicerina. El catéter se retira 10-12 días después de la cirugía.

Características del método de uretroplastia tipo Tiersch - Duplay (1874).

Las indicaciones para esta operación se consideran formas coronarias o capitadas de hipospadias en presencia de un glande bien desarrollado con un pronunciado surco escafoide.

El principio de funcionamiento se basa en la creación de un colgajo tubular en la superficie ventral del pene y, por lo tanto, tiene contraindicaciones bien fundadas. No es deseable realizar esta operación en pacientes con tallo y todas las formas proximales de hipospadias, ya que la uretra, creada de acuerdo con el principio de Tiersch-Duplay, está casi desprovista de vasos de suministro principales y, en consecuencia, no tiene perspectivas de crecimiento. Los niños con formas proximales de hipospadias, operados con esta tecnología, en el postoperatorio tardío (pubertad) sufren el síndrome de "uretra corta". Además, el porcentaje de formación de complicaciones postoperatorias después de usar esta técnica es el más alto.

La operación comienza con una incisión en forma de U a lo largo de la superficie ventral del pene con el borde del meato hipospádico a lo largo del borde proximal. Luego se realiza la movilización de los bordes de la herida en la cabeza, penetrando a través del tabique del tejido conectivo entre el tejido eréctil de la cabeza y los cuerpos cavernosos. Luego, el colgajo central se sutura en un tubo en un catéter No. 8-10 CH con una sutura continua de precisión, y los bordes de la cabeza se suturan con suturas interrumpidas sobre la uretra formada. La operación finaliza con la imposición de un vendaje compresivo con glicerina.

Características del método de uretroplastia utilizando la membrana mucosa de la mejilla (Humby, 1941)

En 1941, G.A. Humby propuso por primera vez utilizar la mucosa bucal como material plástico para la corrección quirúrgica de las hipospadias. Muchos cirujanos utilizaron este método, sin embargo, fue J. Duckett quien promovió activamente el uso de la mucosa de la mejilla para la reconstrucción de la uretra. Muchos cirujanos evitan el uso de esta tecnología debido al alto porcentaje de complicaciones postoperatorias, que varía de 20 a 40% (Ransley, 1999, Hadidi, 2003, Manzoni, 1999).

Hay operaciones de una etapa y de dos etapas para la reconstrucción de la uretra utilizando la mucosa bucal. A su vez, las operaciones de un solo paso se deben dividir en tres grupos: 1) plásticos uretrales con un colgajo de mucosa tubular tubularizada, 2) plastia uretral en el principio "onlay" o "parche", y 3) el método combinado.

En cualquier caso, la mucosa de la mejilla se recoge inicialmente. Incluso en un adulto, el colgajo de 60–55 mm de tamaño por 12–15 mm se puede obtener tanto como sea posible. Es más conveniente tomar un colgajo de la mejilla izquierda, si el cirujano es diestro, de pie a la izquierda del paciente. Debe recordarse que el colgajo debe tomarse estrictamente en el tercio medio de la superficie lateral de la mejilla para evitar lesiones en los conductos salivales. Una condición importante debe ser considerada la distancia desde la esquina de la boca, porque la cicatriz postoperatoria puede llevar a la deformación de la línea de la boca. Ransley (2000) no recomienda el uso de la membrana mucosa del labio inferior por la misma razón. En su opinión, la cicatriz postoperatoria conduce a la deformación del labio inferior y al deterioro de la dicción.

Antes de tomar un colgajo, se inyecta una inyección de solución de lidocaína al 1% o solución de novocaína al 0,5% debajo de la mucosa bucal. Recorte bruscamente el colgajo y suture el defecto de la herida interrumpiendo las suturas usando hilos de catgut de cromo 5/0. Luego, los residuos de los tejidos subyacentes se eliminan de la superficie interna de la mucosa mediante un método agudo. A continuación, utilice el colgajo tratado a propósito.

En aquellos casos en que la uretra se forma de acuerdo con el principio de un colgajo tubular, esta última se forma en el catéter con una sutura continua o anudada. Luego, la uretra formada se sutura con un meato hipospádico de acuerdo con el principio de "extremo a extremo" y se crea un meato, que cierra los bordes de la cabeza disecada sobre la uretra artificial.

Al crear el principio de uretra "onlay", debe recordarse que el tamaño del colgajo mucoso implantable depende del tamaño del colgajo de piel subyacente. En total, deben corresponder al diámetro de edad de la uretra que se está formando. Las aletas se cosen juntas con una sutura lateral continua utilizando suturas absorbibles 6 / 0-7 / 0 en el catéter uretral. La herida se cierra con restos de la piel del eje del pene.

Con menos frecuencia, use la membrana mucosa de una mejilla en la deficiencia formada de material plástico. En tales situaciones, parte de la uretra artificial se forma de acuerdo con uno de los métodos descritos, y la escasez del tubo uretral se crea utilizando un colgajo libre de la mucosa de la mejilla.

La producción de operaciones similares en pacientes con crecimiento completo de los cuerpos cavernosos es ciertamente de interés práctico, sin embargo, con respecto a la práctica urológica pediátrica, la pregunta sigue abierta, ya que es imposible excluir el retraso en el desarrollo de la uretra artificial del crecimiento de los cuerpos cavernosos del pene. En pacientes con hipospadias, operados a una edad temprana utilizando esta tecnología, es posible el desarrollo del síndrome de "uretra suave" y la deformidad ventral secundaria del tronco del pene.

Características del método de uretroplastia utilizando un prospecto interno tubular del prepucio en el pedículo vascular (Duckett 1980)

La técnica Duckett se utiliza para la corrección en un solo paso de las formas posterior y media de las hipospadias, según el stock de material plástico (el tamaño del prepucio). La tecnología también se usa en formas graves de hipospadias con deficiencia grave de la piel para crear una uretra artificial en las secciones escrotal y escrotal. Un aspecto importante es la creación de un fragmento proximal del tubo uretral de la piel sin folículos pilosos (en este caso, de la lámina interna del prepucio), con la posibilidad de uretroplastia distal con tejidos locales. El momento definitorio es el tamaño de la bolsa prepucial, que limita las posibilidades de los plásticos de la uretra artificial.

La operación comienza con una incisión con flecos alrededor del glande del pene a 5 - 7 mm del surco coronario. La piel se moviliza a la base del pene de acuerdo con el principio descrito anteriormente (pág.). Después de la movilización de la piel del pene y la extirpación del cordón fibroso, se realiza una evaluación real de la deficiencia uretral. Luego se corta un colgajo de piel transversal de la lámina interna del prepucio. El corte en la superficie interna del prepucio se realiza en la profundidad de la piel de la lámina interna del prepucio. La longitud del colgajo depende del tamaño del defecto del tubo uretral y está limitada por el ancho de la bolsa prepucial. El colgajo se sutura en el tubo del catéter con una sutura intradérmica de precisión continua utilizando suturas absorbibles de monofilamento atraumático. Los restos de las hojas internas y externas del prepucio se estratifican en la zona avascular y se usan más para cerrar el defecto de la herida en la superficie ventral del pene. Una etapa importante de esta operación es la movilización precisa de la uretra artificial desde la placa epitelial externa sin dañar el pedículo vascular. Luego, el tubo uretral movilizado se gira hacia la superficie ventral hacia la derecha o hacia la izquierda del eje del pene, dependiendo de la ubicación del pedículo vascular para minimizar la flexión de los vasos de suministro. La "nueva uretra" está anastomosada con un meato hipospádico de extremo a extremo con una sutura nodal o continua.

La anastomosis entre el artefacto uretra y el glande del pene se realiza según el método de Hendren. Para hacer esto, la capa epitelial se diseca en los cuerpos cavernosos, después de lo cual el extremo distal de la uretra creada se coloca en el hueco formado y se sutura con los bordes de la fosa escafoides con suturas interrumpidas sobre la uretra formada. A veces, en niños con una pequeña cabeza del pene para cerrar los bordes de la cabeza no es posible. En estos casos, se utiliza la tecnología Browne, descrita en 1985 por B.Belman. En la versión clásica, con el fin de crear una anastomosis de la uretra artefacto distal (J.Duckett 1980), se usó la tunelización de la cabeza del glande. Según el autor, la estenosis de la uretra ocurrió con una frecuencia de más del 20%. El uso del principio de Hendren y Browne permite reducir el porcentaje de este tipo de complicaciones postoperatorias en un factor de 2 a 3. Para cerrar los cuerpos cavernosos del pene, se utiliza la piel previamente movilizada de la lámina externa del prepucio, diseccionada a lo largo de la superficie dorsal y girada hacia la superficie ventral según el principio de Culp.

Método característico de la uretroplastia de islotes en el pedículo vascular en el principio de "onlay" Snyder-III (Snyder 1987g.)

Las indicaciones para utilizar esta tecnología son pacientes con hipospadias coronarias y de tallo (formas anterior y media según Barcat) sin curvatura del eje del pene o con curvatura mínima. Los pacientes con una curvatura pronunciada del tronco del pene a menudo necesitan cruzar la trayectoria de la piel ventral para el despliegue completo de los cuerpos cavernosos. El intento de enderezar el pene con un acorde fibroso pronunciado utilizando el método de plegamiento dorsal conduce a un acortamiento significativo de la longitud del eje del pene.

La operación no está indicada en pacientes con prepucio hipoplásico. Antes de la operación, es necesario evaluar la correspondencia del tamaño de la lámina interna del prepucio y la distancia desde el metatus hipospádico hasta la parte superior de la cabeza.

La operación comienza con una incisión en forma de U a lo largo de la superficie ventral del pene con un meato hipospádico a lo largo del borde proximal. El ancho del colgajo ventral está formado por al menos la mitad de la edad de la circunferencia de la uretra. Luego, la incisión se extiende hacia los lados, bordeando la cabeza del pene, a unos 5-7 mm del surco coronario. Movilización de la piel producida por el método descrito anteriormente. La cuerda fibrosa se escinde de los lados del colgajo ventral. En el caso de una curvatura persistente del eje del pene, la plicatura se realiza a lo largo de la superficie dorsal.

El siguiente paso es cortar un colgajo de piel transversal de la hoja interna del prepucio, correspondiente al tamaño del colgajo ventral. La incisión se realiza hasta la profundidad de la piel real del prospecto interno del prepucio. Luego moviliza el colgajo prepucial en la zona avascular, estratificando las hojas de prepucio. La “isla” de la piel se moviliza hasta que se desplaza a la superficie ventral sin tensión. Las aletas se cosen juntas con una sutura subcutánea continua en el catéter uretral. Inicialmente, se sutura el margen mesentérico, luego lo opuesto. Los bordes movilizados de la cabeza se suturan con suturas interrumpidas sobre la uretra formada. Los cuerpos cavernosos desnudos están cubiertos con los restos de piel movilizada.

Características del método combinado de uretroplastia según el método de Hodgson III-Duplay.

La indicación para la cirugía es una forma escrotal o perineal de hipospadias (posterior según la clasificación de Barcat), en la que el meato se localiza inicialmente en el escroto o el perineo a una distancia de al menos 15 mm desde el meato hipospádico hasta el ángulo espuma-escrotal.

La operación comienza con una incisión con flecos alrededor de la cabeza del pene, a unos 5-7 mm del surco coronario. En la superficie ventral, la incisión se extiende longitudinalmente hasta el ángulo pento-escrotal. Luego movilice la piel del pene antes de pasar al escroto a lo largo de la superficie ventral. En las superficies dorsal y lateral, la movilización de la piel se lleva a cabo en el espacio espumoso-sinfisario con una disección de ligadura. pene suspensorium.

Следующим этапом производят уретропластику по технологии Hodgson-III (см. выше), а промежуток от гипоспадического меатуса до пено-скротального угла выполняют по методу Duplay. N. Hodgson предлагает фрагменты артифициальной уретры сшивать по принципу «конец в конец» на уретральном катетере №8 СН. Известно, что количество послеоперационных осложнений при использовании концевых анастомозов достигает 15 – 35 %. С целью минимизации осложнений в настоящее время используют принцип «onlay-tube» либо «onlay-tube-onlay», описанные ниже. Раневой дефект ушивают непрерывным обвивным швом. Операцию традиционно завершают наложением повязки с глицерином.

El principio combinado de uretroplastia para las formas proximales de hipospadias también puede consistir en un injerto de piel tubularizado de islotes de la lámina interna del prepucio (principio de Duckett) y el método Duplay, así como la tecnología Asopa en combinación con el método Duplay.

Características del método de uretroplastia (F - II) (Fayzulin 1993)

Este método de corrección rápida de hipospadias se basa en el principio desarrollado por N. Hodgson (1969-1971) y es inherentemente una modificación del método conocido. Este método se utiliza en formas frontales y medias de hipospadias.

En el 50% de los pacientes con la forma distal de hipospadias, se diagnostica estenosis congénita del orificio meatal. La intervención quirúrgica comienza con la meatotomía lateral bilateral realizada por Duckett. La longitud de las incisiones varía de 1 a 3 mm, dependiendo de la edad del paciente y la gravedad de la estenosis meatal. La línea de incisión se aplasta previamente con una pinza hemostática tipo mosquito y, después de la disección del meato, se aplica una sutura nodal en el área de la incisión, pero solo cuando se observa una fuga de sangre en los bordes de la herida. Después de la eliminación de la estenosis meatal, proceden a la etapa principal del beneficio operacional.

En la superficie ventral del pene, se realiza una incisión en forma de U con el ribete de Meato a lo largo del borde proximal. En la versión clásica, el ancho del colgajo de la base se crea igual a la mitad de la circunferencia de la uretra. Modificamos la incisión en la superficie ventral, haciéndola a lo largo del borde de la fosa escafoides, que no siempre corresponde a la mitad de la circunferencia de la uretra. Muy a menudo, la forma de esta incisión se asemeja a un "jarrón" con un cuello extendido, un cuello estrecho y una base extendida.

En estos casos, el colgajo opuesto ("colgajo") se forma de tal manera que cuando se aplica un colgajo se obtiene un tubo perfectamente plano. En aquellos lugares donde la expansión se ha formado en el colgajo de la base, se crea un estrechamiento en el donante y viceversa.

La incisión representada en la superficie ventral se crea con el objetivo de preservar al máximo el tejido de la cabeza para la etapa final: la glanuloplastia y un acceso más conveniente al tejido conjuntivo del surco intercavernoso que separa el tejido eréctil de la cabeza del pene y los cuerpos cavernosos.

La movilización de la piel del pene se lleva a cabo según la tecnología estándar hasta un ángulo escrotal de espuma. En los casos en que la vena dorsal profunda del pene tiene un vaso perforante asociado con un colgajo de piel, los cirujanos intentan no cruzarlo. La máxima conservación de la angioarquitectura venosa del pene permite reducir la estasis venosa y, en consecuencia, reducir el grado de edema del pene en el período postoperatorio. Con este fin, el vaso de perforación se moviliza a un nivel hasta que el colgajo dorsal no se ajusta libremente, sin la menor tensión, después de mover el colgajo de piel a la superficie ventral. En aquellos casos en los que la movilización del colgajo es imposible como consecuencia de la tensión del vaso, la vena se sujeta y se disecciona entre las ligaduras sin coagulación. La coagulación del vaso perforante puede conducir a la trombosis de los troncos venosos principales.

El colgajo prepucial para la formación de la uretra se corta por el grosor de la piel de la capa exterior del prepucio. Diseccione solo la piel sin dañar el tejido subcutáneo, rico en vasos que alimentan el colgajo prepucial.

El tronco del pene se mueve de acuerdo con el método de Tiersch-Nesbit. Dada la presencia de cortes de metotomía, existe la necesidad de modificar el principio de costura de injertos de piel. Al mismo tiempo, la sutura nodular "base" se coloca durante tres horas desde el borde derecho del meato, y luego, durante la sutura de los colgajos uretrales, el colgajo dorsal se encaja en la membrana de albugina en las inmediaciones del ventral. Esta técnica le permite crear una línea sellada de la sutura uretral sin dificultades técnicas y evitar las fugas urinarias.

De acuerdo con el método propuesto por N.Hodgson, la superficie ventral de la cabeza del glande sigue siendo una piel de prepucio, lo que crea un defecto cosmético claro con un buen resultado funcional. Más adelante, cuando un paciente entra en la vida sexual, este tipo de cabeza provoca preguntas sin tacto e, incluso, las quejas de las parejas sexuales, lo que a veces conduce a crisis nerviosas y al desarrollo de un complejo de inferioridad en un paciente que se ha sometido a una cirugía.

La modificación de la etapa final de esta operación (F-II) ofrece una solución a este problema. La línea de fondo es la epidermización de la uretra de artefactos distales con tijeras microquirúrgicas y cosiendo los bordes de la cabeza del pene sobre la uretra formada. Esta técnica te permite simular el aspecto natural de la cabeza.

Para este propósito, las tijeras microquirúrgicas, que se doblan a lo largo del plano, escinden la epidermis sin atrapar los tejidos subyacentes, a fin de preservar los vasos del injerto de piel, 1-2 mm atrás del meato artificial. La desepitelización se realiza al nivel de proyección del surco coronario. Luego, los bordes laterales de la herida en la cabeza del pene se cosen juntos sobre la uretra interrumpida sin tensar el tejido de la piel.

Por lo tanto, es posible cerrar la superficie ventral de la cabeza del pene, lo que le permite maximizar la apariencia de la cabeza del pene al estado fisiológico. La etapa final de la operación no difirió del método estándar descrito anteriormente.

El método de corrección de las hipospadias en el principio de "onlay-tube-onlay" y "onlay-tube" (F-VIII, F-IX) (Fayzulin 2003)

Una de las complicaciones más terribles que ocurren después de la plastia uretral, con formas posteriores y medias de hipospadias, es la estenosis uretral. La postración de la uretra y la disección endoscópica de la parte estrechada de la uretra a menudo conducen a una recurrencia de la estenosis y, como resultado, a la reoperación.

La estenosis de la uretra, en general, se forma en la región de la anastomosis uretral proximal, impuesta de acuerdo con el principio de "extremo a extremo". En el proceso de búsqueda de un método racional para corregir el defecto, se desarrolló un método que evita el uso de una anastomosis terminal, que ha recibido el término "onlay-tube-onlay" en la literatura.

La operación comienza con un corte de figura. Para hacer esto, se corta un colgajo que se parece a la letra U a lo largo de la superficie ventral del glande. El ancho del colgajo se forma de acuerdo con la edad de la uretra y es la mitad de la circunferencia de la uretra. Luego, la incisión se extiende a lo largo de la línea media de la superficie ventral del tronco desde la base de la incisión en forma de U hasta el meato hipospádico, con una sangría de 5-7 mm desde su borde distal. Se corta un colgajo de piel alrededor de Meatus, con un ángulo distal. El ancho del colgajo es también la mitad de la circunferencia de la uretra. El siguiente paso es una incisión con flecos alrededor de la cabeza del pene para fusionar las líneas de incisión en la superficie ventral.

La piel del tallo del pene se moviliza de acuerdo con el principio descrito anteriormente. Luego, el cordón fibroso se escinde hasta que los cuerpos cavernosos se expanden completamente, y luego comienzan a crear una uretra artificial.

En la superficie dorsal de la piel, corte de solapa figurado "isla", que se asemeja en su forma a "rodillo de dos manos". La longitud de todo el colgajo dorsal se forma dependiendo del déficit del tubo uretral. El fragmento estrecho proximal del colgajo en su anchura y longitud debe corresponderse con el islote dérmico proximal de la superficie ventral, y el fragmento estrecho distal de la piel movilizada se crea de manera similar al pene distal en el tronco.

La posición fundamental en el proceso de formación de las aletas sigue siendo la proporción exacta de los ángulos de corte. Es la comprensión espacial de la configuración de la uretra futura lo que permite evitar la estenosis en el período postoperatorio.

La "isla" de la piel formada en el colgajo dorsal de la piel se moviliza con dos pinzas microquirúrgicas. Luego, en la base de la solapa, cree sin rodeos una ventana a través de la cual los cuerpos cavernosos desnudos se transfieren dorsalmente. El fragmento dorsal estrecho proximal se sutura con la sutura intracutánea continua "onlay" ventral proximal. Los puntos de partida en los colgajos dorsal y ventral deben ser los mismos. La pieza principal de la uretra artificial se cose en el tubo también de forma continua. La sección distal se forma de manera similar proximal en la imagen de espejo. La uretra se crea en el catéter uretral n. ° 8 CH.

El principio de "onlay-tube-onlay" se usa con una cabeza del pene sin desarrollar, cuando el cirujano tiene dudas sobre la etapa de su cierre. En pacientes con una cabeza bien desarrollada, se utiliza el principio de tubo onlay.

Para hacer esto, corte en la superficie ventral una isla de piel que bordea el meato según el principio descrito anteriormente. En la superficie dorsal, crean una solapa que se asemeja a un "rodillo de una mano", con un asa que mira hacia la base del eje del pene. Después de crear el tubo uretral, la parte distal de la uretra artefacto se desepiteliza lo suficiente como para cerrar los bordes movilizados de la cabeza por encima de la uretra.

Los bordes de la cabeza se unen con suturas interrumpidas sobre la uretra creada. Los cuerpos cavernosos desnudos cubren la piel movilizada del pene.

Características del método de uretroplastia en "hipospadias sin hipospadias" tipo IV. (F-IV y F-V) (Fayzulin 1994)

Una de las opciones para la corrección del cuarto tipo de hipospadias sin hipospadias es la tecnología de reemplazo de un fragmento de uretra disperso basado en operaciones como Hodgson-III (F-IV) y Duckett (F-V). El principio de funcionamiento consiste en preservar la uretra capitada y reemplazar el fragmento desplazado de la uretra del tallo con un inserto de la piel de la superficie dorsal del pene o la lámina interna del prepucio en la pierna de suministro con una anastomosis uretral doble del tipo "onlay-tube-onlay".

Operaciones de técnica F-IV. La operación comienza con una incisión limítrofe alrededor del glande del pene.

La piel de la superficie ventral con "hipospadias sin hipospadias" a menudo no se cambia, por lo que no se realiza una incisión longitudinal a lo largo de la superficie ventral. La piel del pene se retira como una "media" a la base del tronco. Producir escisión de la superficie de los cordones fibrosos. Luego se realiza la resección de la displasia del tubo uretral sin cuerpo cavernoso, desde el surco coronario hasta el comienzo del cuerpo eréctil de la uretra. En algunos casos, el cordón fibroso se localiza entre la uretra displásica y los cuerpos cavernosos. Chorda se corta sin problemas debido al amplio acceso. El grado de enderezamiento del tronco del pene se determina mediante la prueba de "erección artificial".

La siguiente etapa en la superficie dorsal del colgajo de piel se corta un colgajo de piel rectangular, cuya longitud corresponde al tamaño del defecto uretral, y el ancho a la longitud de la circunferencia de la uretra, teniendo en cuenta la edad del paciente.

Luego, en la sección proximal y distal de la aleta creada, se forman dos “ventanas” para mover más el eje del pene. El colgajo epitelial se sutura al catéter con una sutura continua, a 4-5 mm de distancia de los extremos del colgajo. Esta técnica le permite aumentar el área transversal de las anastomosis terminales y, en consecuencia, reducir el porcentaje de estenosis uretral, ya que la experiencia del tratamiento quirúrgico de las hipospadias mostró que en casi todos los casos, el estrechamiento de la uretra se produjo precisamente en la región de las articulaciones terminales.

Luego, el pene se mueve a lo largo del Nesbit dos veces: inicialmente a través de la “ventana” proximal hacia la superficie dorsal, y luego a través de la abertura distal hacia el lado ventral. El último movimiento está precedido por la anastomosis onlay-tube entre el extremo proximal de la uretra artefacto y el meato hipospádico. Después del segundo movimiento del eje del pene a través de la "ventana" distal, se superpone la anastomosis distal entre el extremo de descarga de la uretra y el extremo anterior de la cabeza de la uretra en el principio de "onlay del tubo" que es similar al primero. Las anastomosis uretrales se superponían en un catéter uretral nº 8-10 CH.

Para cerrar el defecto de la piel en la superficie dorsal del pene, se evita la movilización de los bordes laterales de la herida del colgajo dorsal, después de lo cual se cierra la herida cosiendo los bordes con una sutura continua. Los restos de la piel alrededor de la cabeza se cosen al borde distal del colgajo movilizado, también de forma continua. El defecto en la superficie ventral del pene está cerrado por una sutura intradérmica longitudinal. Al realizar la uretroplastia, es necesario evitar la menor tensión del tejido que produce la necrosis marginal y la divergencia de la línea de sutura.

Para la corrección de "hipospadias sin hipospadias" en combinación con displasia uretral, también puede usar una operación modificada Duckett (F-V).

El factor determinante para esta operación es la presencia de un prepucio bien desarrollado, en el cual el ancho de la hoja interna es suficiente para crear el fragmento faltante de la uretra.

El momento distintivo de esta operación de la operación clásica de Duckett es la cabeza onlay-tube-onlay de la uretra con anastomosis uretral doble después de crear un artefacto uretra desde el prepucio interno y moverlo a la superficie ventral del pene. El cierre del defecto de la piel se realiza de acuerdo con el principio descrito anteriormente.

Características del método de uretroplastia utilizando el colgajo lateral (F-VI) (Fayzulin 1995.)

El método de uretroplastia es una modificación de la operación Broadbent (1959-1960). La principal diferencia de esta tecnología radica en la movilización total de los cuerpos cavernosos en pacientes con hipospadias posteriores. El método también implica la separación de un colgajo de piel, que se utiliza para crear una uretra artificial con un meato hipospádico. En la tecnología Broadbent, se usó una anastomosis uretral de acuerdo con el principio de Duplay, y en una versión modificada, el principio fue "extremo a extremo", "onlay-tube" o "onlay-tube-onlay".

La operación comienza con una incisión limítrofe alrededor del glande del pene. Luego, la incisión se extiende a lo largo de la superficie ventral hasta el meato hipospádico con el borde de este último, a 3-4 mm del borde. Después de la movilización de la piel del pene a la base del tronco con la intersección de lig. El pene suspensorio produce la escisión del acorde fibroso.

Al evaluar la verdadera escasez de la uretra, después de enderezar el pene, resulta obvio que, como regla general, excede significativamente el suministro de material plástico del eje real del pene. Por lo tanto, para crear una uretra artefacto en todo, se utiliza uno de los bordes de la herida de la piel, que tiene signos mínimos de isquemia. Para hacer esto, imponga cuatro asas en el área deseada para crear un colgajo, correspondiente a la longitud de la uretra deficitaria. Luego marque los límites de la solapa y haga cortes a lo largo de los contornos indicados. La profundidad de la incisión a lo largo de la pared lateral no debe exceder el grosor de la piel para preservar el pedículo vascular. La forma de la solapa se crea utilizando la tecnología onlay-tube-onlay anterior.

El punto particularmente importante es la selección del pedículo vascular, ya que el grosor del colgajo de grosor completo no siempre permite que esta manipulación se realice fácilmente. Por otro lado, la longitud del pedículo vascular debe ser suficiente para la rotación libre de la nueva uretra en la superficie ventral con la línea de sutura de la uretra girando hacia los cuerpos cavernosos.

La uretra artificial se forma según el principio de "onlay-tube-onlay" (ver arriba).

Después de mover la uretra a la superficie ventral, a veces la rotación axial del eje del pene ocurre en 30 a 45 grados, lo que puede eliminarse girando el injerto de piel en la dirección opuesta. La operación se completa con la imposición de un vendaje de compresión con glicerina.

Características del método de uretroplastia en niños con hipospadias posteriores utilizando el seno urogenital (F-VII) (Fayzulin 1995)

A menudo, en niños con formas graves de hipospadias, se detecta el seno urogenital. Normalmente, en el proceso de formación genital, el seno se transforma en la glándula prostática y la uretra posterior. Sin embargo, en el 30% de los pacientes con formas graves de hipospadias, el seno permanece. El tamaño de los senos nasales es variable y puede variar de 1 cm a 13 cm, y cuanto mayor sea el grado de violación de la diferenciación sexual, mayor será el seno. En casi todos los pacientes con un seno pronunciado, la próstata está ausente, y el conducto deferente se elimina completamente o se puede abrir hacia el seno. El revestimiento interno del seno urogenital está representado, como regla, por el urotelio, adaptado a los efectos de la orina. Dada esta circunstancia, surgió la idea de utilizar el tejido del seno urogenital para la cirugía plástica de la uretra.

Por primera vez, esta idea se implementó en un paciente con verdadero hermafroditismo con un cariotipo 46 XY y genitales viriles.

En un examen clínico, el niño fue diagnosticado con hipospadias perineales, la presencia de una gónada en el escroto a la derecha y una gónada en el canal inguinal a la izquierda. Durante la operación, durante la revisión del canal inguinal a la izquierda, se reveló ovotestis, es decir, Gónada mixta con células germinales femeninas y masculinas con confirmación histológica. Смешанная гонада была удалена. Урогенитальный синус выделен, мобилизован и ротирован дистально.

Затем синус моделирован в трубку по принципу Mustarde до пеноскротального угла. Дистальный отдел артифициальной уретры был сформирован по методу Hodgson-III.

Пластика уретры с использованием методов тканевой инженерии (F-V-X) (Файзулин А.К., Васильев А.В. 2003г.)

Необходимость использования пластического материала, лишенного волосяных фолликулов, продиктована высоким процентом отдаленных послеоперационных осложнений. El crecimiento del vello en la uretra y la formación de piedras en el lumen de la uretra creada crean problemas significativos para la vida del paciente y grandes dificultades para el cirujano plástico.

Hoy en día, las tecnologías basadas en los logros de la ingeniería de tejidos son cada vez más comunes en el campo de la cirugía plástica. Sobre la base de los principios del tratamiento de pacientes quemados con el uso de queratinocitos alogénicos y fibroblastos, la idea de utilizar células cutáneas autólogas para corregir las hipospadias.

Para este fin, un paciente toma un área de piel en un área de 1-3 cm2 oculta de visibilidad, la sumerge en un conservante y la entrega a un laboratorio biológico.

En este trabajo se utilizan queratinocitos humanos, ya que las relaciones epitelio-mesenquimales no tienen especificidad de especie (Cunha et al., 1983, Haffen et al., 1983). Se colocan injertos de piel de 1x2 cm en medio de Eagle que contiene gentamicina (0,16 mg / ml) o 2000 unidades / ml de penicilina y 1 mg / ml de estreptomicina. Los injertos de piel preparados se cortan en tiras de 3 x 10 mm, se lavan en una solución tampón, se colocan en una solución de dispase al 0,125% (Sigma) en DMEM y se incuban a 4 ° C durante 16-20 horas o en una solución de dispase al 2% durante 1 hora a 37 ° C . Después de eso, la epidermis se separa de la dermis a lo largo de la línea de la membrana basal. La suspensión de queratinocitos epidérmicos obtenida mediante pipeteo se filtra a través de una malla de nailon y se precipita por centrifugación a 800 rpm durante 10 min. Luego, el sobrenadante se desecha y el precipitado se suspende en medio de cultivo y se coloca en botellas de plástico (Costar) a una concentración de 200 mil células / ml de medio. Los primeros tres días, los queratinocitos se cultivan en medio nutriente completo: DMEM: F12 (2: 1) con un 10% de suero de ternera fetal (Biolot, San Petersburgo). 5 μg / ml de insulina (Sigma), isoproterenol 10-6M (Sigma), 5 μg / ml de transferrina (Sigma). Luego las células se cultivan en medio DMEM: F12 (2: 1) con suero al 5%, factor de crecimiento epidérmico 10 ng / ml, insulina y transferrina, y el medio se cambia regularmente. Después de que las células se forman de una capa multicapa, se eliminan los queratinocitos suprabasales diferenciados, para lo cual el cultivo se incuba durante 3 días en DMEM sin Ca2 +. Después de esto, el cultivo de queratinocitos se transfiere a medio completo y después de un día se pasan a la superficie de un tejido vivo equivalente formado por fibroblastos encerrados en un gel de colágeno.

Preparación de tejido vivo equivalente.

La base mesenquimal del gel de colágeno injertado con fibroblastos se prepara como se describió previamente (Horn y otros, 2004) y se vierte en placas de Petri con una esponja Spongostan (J & J). La polimerización final del gel con el interior de la esponja y los fibroblastos tiene lugar a 37 ° C durante 30 minutos en una incubadora de CO2. Al día siguiente, los queratinocitos epidérmicos se siembran en la superficie del equivalente dérmico a una concentración de 250 mil células / ml y se cultivan durante 3-4 días en una incubadora de CO2 en el medio de la composición completa. Un día antes del trasplante, el equivalente vivo se transfiere a medio completo sin suero.

Como resultado, en unas pocas semanas, se obtiene una construcción celular tridimensional sobre una matriz biodegradable. El equivalente dérmico se envía a la clínica y se forma en la uretra, se sutura en un tubo o se usa el principio de onlay para la uretroplastia. En la mayoría de los casos, este tecnólogo reemplaza las partes perineales y escrotales de la uretra artificial, donde la amenaza del crecimiento del cabello es mayor. El catéter uretral se retira durante 7-10 días. Después de 3-6 meses, la uretroplastia distal se realiza mediante uno de los métodos descritos anteriormente.

Al evaluar los resultados del tratamiento quirúrgico de las hipospadias, es necesario prestar atención a los aspectos funcionales y estéticos, que permiten minimizar el trauma psicológico del paciente y adaptarlo de manera óptima a la comunidad.

La prevención de esta patología debe considerarse como la exclusión de medicamentos, factores ambientales externos y alimentos que impiden el desarrollo normal del feto, recibido en la literatura el término disruptores.

Clasificación de la patología

Los expertos identifican las siguientes formas de esta enfermedad, debido a la ubicación de la apertura de la uretra:

  • Capitate - en la base de la cabeza del órgano,
  • Coronaria - se encuentra en la zona del surco coronario,
  • Se observan hipospadias en el tronco de un órgano,
  • Escrotal - apertura en el escroto,
  • Hipospadias perineales - en el área de la entrepierna.

Además de los tipos de enfermedad anteriores, las hipospadias son posibles sin hipospadias (tipo de acorde); en esta situación, los pacientes experimentan un cambio en el cuerpo cavernoso del órgano en presencia de la salida uretral normal.

Los médicos atribuyen las variedades capíticas coronarias a la patología anterior; las hipospadias del tallo, generalmente la media, perineal y escrotal, se determinan desde la vista posterior. Se pueden combinar diferentes tipos de enfermedad con la forma obstructiva del proceso de micción, deformación de órganos:

  • Ventral,
  • Lateral,
  • Dorsal
  • Tipo rotativo.

Los síntomas

Cada forma de la enfermedad tiene una serie de características:

  • La forma de capitulación de la anomalía se observa en el 75% de las situaciones clínicas, se considera una variante común de esta enfermedad: la abertura de la uretra es más baja, estrecha y, por lo tanto, es difícil orinar. Capaz de combinarse con la deformación del pene, aumentando con el inicio de las relaciones sexuales,
  • Tipo de enfermedad de Corone: la micción se altera, la deformidad del órgano es notable. La excreción de orina se produce en forma de una corriente delgada, requiere esfuerzo,
  • Hipospadias del tallo: tiene una variabilidad en su desarrollo dependiendo de la ubicación del meato (diferentes niveles de la superficie posterior del pene). También es difícil orinar, hay una deformación del cuerpo, hay sensaciones dolorosas en el proceso eréctil. La hipospadias no previene el contacto sexual, pero en el proceso de eyaculación el esperma no penetra en la zona vaginal,
  • Hipospadias escrotal - reconocida como una versión seria de esta anomalía. La apertura de la abertura de la uretra ocurre en el área del escroto, dividiéndola en dos mitades. Se observa el estado subdesarrollado del órgano: el pene está deformado, de forma similar a un clítoris hipertrofiado, el escroto en sí es como los labios. Los recién nacidos varones con esta patología a menudo se confunden con niñas con deterioro adrenogenital. El proceso de micción generalmente ocurre en una posición sentada, la implementación de actos sexuales con este tipo de enfermedad no es posible debido a la curvatura del cuerpo. También hay irritación de la piel del escroto,
  • Hipospadias perineales - Meato localizado detrás del escroto. El paciente tiene un órgano pequeño en el paciente, un escroto dividido. Un proceso difícil es establecer el sexo del recién nacido. Este tipo de enfermedad se puede combinar con el curso de la criptorquidia, el desarrollo de una hernia inguinal, la presencia de hidropesía de las membranas testiculares,
  • Patología del tipo de cuerda: hay una uretra corta no desarrollada, que provoca la deformación del pene hasta la parte inferior. Marcado la ubicación correcta de Meatus. En el proceso eréctil, el pene se asemeja al aspecto de una cebolla, es posible que se produzcan sensaciones dolorosas que interfieren con el desempeño normal de las relaciones sexuales.

Causas de la enfermedad

El desarrollo de esta patología puede desencadenar los siguientes fenómenos:

  • Proceso incorrecto de desarrollo fetal (de 7 a 15 semanas): este período se caracteriza por el inicio de la creación de la estructura sexual humana.
  • Alteraciones genéticas, cromosómicas,
  • La presencia de complicaciones provocadas por enfermedades virales que ocurren durante el embarazo - rubéola, influenza,
  • Uso analfabeto de sustancias hormonales,
  • Infecciones fetales,
  • Presencia de situaciones estresantes.
  • Ingesta inadecuada de alimentos
  • Abuso de alcohol durante el embarazo.

Cuadro clínico y formas.

La hipospadias no es solo la ubicación patológica de la abertura externa del túbulo urinario. Vicios internos mucho más graves. Como resultado del desarrollo anormal de los órganos genitales masculinos en el embrión, el crecimiento de la uretra disminuye con los tejidos ventrales adyacentes, mientras que los cuerpos dorsal y cavernoso continúan desarrollándose normalmente.

El cierre prematuro de la lámina uretral conduce a la división a lo largo de la pared posterior del canal y la curvatura del tronco a lo largo de la sección ventral. Como resultado, el niño tiene:

  • El chorro de orina saldrá en un lugar completamente diferente, anormal,
  • los intentos de orinar siempre estarán acompañados de dificultades, y posiblemente dolor,
  • Durante el examen, en la mayoría de los casos, se encuentra un estrechamiento parcial de la uretra o en toda su longitud.
  • Visualmente, el pene del niño presenta curvaturas pronunciadas.

Al dudar si la cirugía es necesaria para las hipospadias, piense que en el futuro esto puede convertirse en un obstáculo serio en su vida personal. A través de un orificio anormalmente localizado, la eyaculación es imposible, y por tanto la fertilización. Y con la curvatura de un miembro para realizar relaciones sexuales es casi imposible.

Otra razón para la rápida y oportuna corrección del problema son los logros modernos en la conducción de las operaciones, que permiten restaurar el estado normal en una o dos etapas con un alto porcentaje de un resultado exitoso.

Hasta la fecha, existen más de 200 métodos y sus modificaciones, lo que permite elegir la técnica de implementación más adecuada. Esto tiene en cuenta muchos factores importantes, uno de los cuales es la forma de patología.

De las muchas opciones de clasificación conocidas en la actualidad, la más completa es la distribución Barkat (Barcat), que permite una evaluación objetiva de la extensión del defecto existente.

Este sistema proporciona formas de hipospadias como:

  1. Frente:
    1. Glanular (capitate). El desplazamiento de la abertura de salida se localiza dentro de la cabeza, pero hay un subdesarrollo del prepucio y un estrechamiento (estrechamiento) de la uretra.
    2. Subcoronal (coronaria). El orificio está ubicado a nivel del surco coronario, la forma de la cabeza está distorsionada, el prepucio toma la forma de una capucha y la dirección de la corriente de orina tiene un ángulo de incidencia anormal.
  2. Promedio
    1. Vástago frontal. El orificio se encuentra debajo del surco coronario en el primer tercio del tronco del pene.
    2. Tallo mediano La orina sale a la mitad del pene, que tiene una curvatura significativa.
  3. Trasero:
    1. Vástago trasero. El canal se encuentra casi en la base del pene.
    2. Vástago escrotal (espuma-escrotal). La salida se abre en la raíz del pene, mientras que el propio órgano está significativamente distorsionado o subdesarrollado.
    3. Escrotal La uretra va al escroto, y una persona puede orinar solo sentado.
    4. Perineal (perineal). El canal de salida de la uretra se encuentra en el perineo en forma de embudo, cerca del ano. El pene está subdesarrollado y oculto por los pliegues del escroto. Cuando la inspección visual es difícil determinar el sexo del niño.
  4. Acorde (hipospadias sin hipospadias). Esta es una condición especial en la cual la uretra entra en su ubicación anatómica, pero hay cambios patológicos en la uretra. La curvatura del pene en este caso se debe a la disparidad entre la longitud de la uretra y el pene en sí.

Tareas y principios de funcionamiento.

Hipospadias - fotos antes y después de la cirugía.

Cualquier operación, sin importar cómo se desarrolle el método de conducción, conlleva un cierto riesgo. Y en el caso de las hipospadias, el factor psicológico es lo primero. Por lo tanto, la edad óptima para la operación es de seis meses a un año y medio. A esta edad, los niños todavía no se dan cuenta de sus problemas y, al mismo tiempo, el tamaño del pene le permite realizar todas las manipulaciones necesarias. Después de la cirugía, realizada a esta edad, casi no hay complicaciones.

El tratamiento quirúrgico cubre varias etapas a la vez:

  • Enderezamiento del pene alisando los cuerpos cavernosos alterados.
  • Formación de un canal urinario normal, de suficiente longitud y diámetro, libre de defectos de los tejidos mucosos del propio paciente.
  • Extracción de la abertura externa de la uretra en el centro del ápice del glande del pene.
  • Eliminación de defectos cosméticos para la libre adaptación del niño a la sociedad.

Para reducir cualquier riesgo posible y garantizar el máximo éxito, el médico toma en cuenta factores tales como:

  • El grado de subdesarrollo tisular de las estructuras ventrales,
  • El nivel de separación del cuerpo esponjoso.
  • La condición de la piel del prepucio y el propio pene,
  • Cantidad de material para plásticos,
  • Gravedad de la curvatura,
  • La profundidad de la fosa navicular y la forma de la cabeza,
  • Tamaño del pene
  • El estado del área uretral.

Los principios principales que guían a todos los cirujanos que realizan operaciones para hipospadias en niños son:

  1. Minimización de lesiones por cirugía.
  2. El uso exclusivo del método de electrocoagulación puntual.
  3. Llevando plásticos capa por capa método sin tensión.
  4. Use para tejido plástico solo con un suministro adecuado de sangre.
  5. Corrección con un mínimo de etapas.

Tipos de operaciones

Independientemente de la técnica utilizada, para las hipospadias en niños, la operación incluye dos puntos principales: la expansión de los cuerpos cavernosos o la extensión del tallo del pene y la formación de la uretra con cirugía plástica de tejidos. Las tareas se pueden realizar simultáneamente o en dos o más etapas.

Todas las operaciones conocidas hasta la fecha para las hipospadias en niños se pueden combinar en varios grupos grandes:

  1. La formación del canal de la uretra mediante autoinjertos, son los tejidos de los vasos sanguíneos y las membranas mucosas, el uréter o el colgajo epidérmico de la superficie interna del muslo.
  2. Plástico utilizando la solapa del pene o el escroto en la pierna de suministro.
  3. El uso de colgajos acosados ​​de tejidos de áreas remotas.
  4. El uso de los tejidos circundantes en el quirófano.

Estas son técnicas tales como:

MAGPI (movilización de la uretra con aplanamiento de la cabeza)

El principio de la técnica es mover la salida con la cabeza plástica simultánea del pene. Se realiza una incisión profunda que cruza el surco ventral y luego se sutura con costuras transversales. A expensas de tal técnica, se crea un órgano normal.

La operación está indicada para formas coronarias y coronarias de hipospadias, sin deformación del propio pene.

Operación Snodgrass

La peculiaridad del método es una disección longitudinal del orificio anormalmente ubicado en la cabeza, y se sutura con un injerto alrededor del catéter del tamaño requerido. Al mismo tiempo, se deja una parte descubierta de la uretra, que gradualmente se epiteliza por sí sola.

La técnica es adecuada para la corrección de hipospadias de cualquier tipo, se recomienda para formas de tallo y escrotal.

Trapo primetal en la pierna en el Mateo

Durante la operación, se hacen 2 incisiones paralelas en ambos lados del canal urinario, la longitud desde la cabeza hasta los cuerpos cavernosos. El colgajo resultante está conectado a la placa uretral y las partes de la cabeza están conectadas entre sí.

La tecnología se muestra en la patología de la enfermedad con una deformidad mínima del tronco y una fosa escafoides suficientemente desarrollada. Se refiere a operaciones simultáneas.

Movilización de la uretra por Coffey.

Método de operación R.C. Coffey es la imposición de urethrosigmoanastomosis. Con este enfoque, la movilización y el movimiento del meato se realizan fácilmente, así como la corrección de las fístulas ubicadas en la región de la cabeza. Como se muestra, la técnica de Coffey tiene dos ventajas sobre otras operaciones para las hipospadias distales, es:

  • No hay necesidad de plásticos que no sean de la uretra,
  • La capacidad de eliminar todas las partes del tejido subdesarrollado que pueden causar distorsión.

Causas

El factor etiológico de la forma del tallo de la anomalía ha sido estudiado durante varias décadas. Los médicos coincidieron en que las causas de las hipospadias son:

  • predisposición genética
  • mutaciones genéticas
  • oleadas hormonales en el cuerpo de la madre durante el embarazo,
  • fertilización in vitro
  • uso de anticonceptivos a base de estrógenos,
  • hábitos maternos (fumar, abuso del alcohol),
  • factores ambientales
  • Embarazos frecuentes o bebés múltiples,
  • Infección intrauterina del feto.

La patología se produce cuando el efecto combinado de varios factores provocadores. La colocación y el desarrollo del sistema urinario comienzan con 8 semanas de desarrollo embrionario. Durante este período, el feto es más sensible a las influencias externas e internas.

Características de la forma del tallo.

Manifestación de la patología: localización anormal de la uretra. La forma del tallo se caracteriza por el hecho de que la uretra no se abre en el centro del glande del pene, como debería ser normal, sino en cualquiera de las secciones del tronco.

El examen de un recién nacido determina las hipospadias en el primer día de su vida. Un pediatra-neonatólogo experimentado observará que el flujo de orina durante la micción se dirige a un ángulo patológico y, en el caso de una posición vertical del niño, hacia abajo. El órgano sexual tiene una curvatura. Esto es especialmente evidente en adultos que no han sido tratados antes.

La forma del tallo se caracteriza por una estenosis (estrechamiento) de la uretra. Esto se observa no solo en el lugar de salida del canal, sino también en su longitud. Тяжелые формы болезни сопровождаются формированием половых органов у мальчиков по женскому типу: неправильно сформированный пенис напоминает гипертрофированный клитор, а мошонка – влагалище.

Формы и степени аномалии

В зависимости от локализации мочеиспускательного канала различают несколько форм стволовой гипоспадии:

  • дистально-стволовая форма – наружный отдел уретры находится ближе к венечной борозде,
  • центральная – канал локализуется в средней части ствола,
  • проксимальная форма сопровождается расположением уретры ближе к области мошонки.

По степени тяжести патологии различают три формы гипоспадии стволового типа.

La forma leve está acompañada por una ligera curvatura del cuerpo o puede estar ausente. Característica de la forma del tallo coronario. En forma de severidad moderada, la curvatura es significativa, requiere una intervención quirúrgica obligatoria, combinada con la ubicación proximal del canal. Se combina con otras patologías de los riñones, la vejiga.

Una forma compleja de anomalía se caracteriza por el hecho de que la uretra se encuentra casi en el perineo. La curvatura pronunciada del pene se acompaña de hipoplasia.

Enfermedades concomitantes

Las hipospadias existen como una enfermedad separada o como un síntoma de otra patología. Desarrollar en paralelo:

  • Patologías del corazón y vasos sanguíneos.
  • enfermedad renal
  • anomalías genéticas de otra localización,
  • hernia en el área de la ingle,
  • atresia (ausencia o fusión) del ano,
  • Criptorquidia (testículos no descendidos en el escroto).

¿Es posible tratar la fimosis sin la circuncisión?

Hay casos de establecer el sexo incorrecto en niños al nacer debido a cambios visuales en los genitales. Un niño con una enfermedad es confundido con una niña.

Medidas de diagnostico

La inspección visual para aclarar el diagnóstico no es suficiente. La anomalía es confirmada por métodos de investigación adicionales:

  1. La ecografía del sistema urinario determina la presencia de patologías concomitantes de los riñones, la vejiga. El médico evalúa las características funcionales de los órganos, la longitud de la uretra y su permeabilidad.
  2. La urografía se utiliza para determinar la estructura de los órganos. Se inyecta un agente de contraste en la vena, cuyo "viaje" en el cuerpo está controlado por un aparato de rayos X.
  3. La cistouretrografía se realiza mediante la inyección de contraste directamente en la vejiga con un catéter delgado. El llenado de la vejiga y la excreción de la sustancia a través de la uretra se fijan en las radiografías.
  4. En casos raros, se utilizan imágenes de resonancia magnética o computadas (para aclarar los matices).
  5. Se realizan análisis genéticos para determinar el conjunto de cromosomas. En las formas graves de hipospadias del tallo, puede especificar el sexo del niño.

¿Por qué necesito cirugía?

La restauración de las funciones del órgano sexual y la corrección de su aspecto estético se realiza con la ayuda de una intervención quirúrgica. Es deseable realizar la operación a una edad temprana (hasta 2 años), ya que el riesgo de complicaciones aumenta con la edad. El bebé está creciendo y el proceso de micción se vuelve cada vez más difícil. Es necesario ocupar una posición sentada, lo que provoca el desarrollo de complejos.

Las hipospadias del tallo causan infertilidad, neurosis crónica, incapacidad para participar en las relaciones sexuales.

La corrección de la condición a una edad temprana es la mejor opción. El niño no es consciente de lo que está sucediendo con sus genitales, y no se recordará la recuperación en el período postoperatorio.

Finalidad de la intervención.

Reconstrucción de la uretra con pene de plástico, una operación que se realiza con la forma del vástago de la anomalía. Los cirujanos restauran la forma del órgano, eliminan la curvatura de los cuerpos cavernosos, "agregan" la sección necesaria de la uretra, tienen la uretra en un estado funcional normal.

Si es posible, la operación se lleva a cabo en una etapa. Las innovaciones en el campo de la medicina permiten el uso de material de sutura, herramientas y equipos de alta calidad. Para la anestesia, utilice los métodos combinados de anestesia. La combinación de anestesia con anestesia local reduce la carga de trabajo del sistema nervioso.

Texto del trabajo científico sobre el tema "Complicaciones de la cirugía plástica reconstructiva para las hipospadias masculinas".

1. Doletsky S.Ya. Cuestiones de estructura y función en cirugía pediátrica. -M., 1973.

2. Lopatkin N.A., Lyulko A.V. Anomalías del sistema genitourinario. - Kiev, 1987.

3. Lopatkin NA, Pugachev A. G. Guía de urología pediátrica. - M., 1986.

4. Pugachev A. G. Ensayos sobre urología pediátrica. - M., 1993.

5. Rey R. Cirugía urológica en neonatos y niños pequeños. - 1988.

COMPLICACIONES DE LAS OPERACIONES PLÁSTICAS Y RECONSTRUCTIVAS EN EL HIPÓSPADO MACHO

Mf Trapeznikova, A.B. Sobolevsky, D.V. Romanov

Este artículo resume la experiencia a largo plazo del departamento de urología de MONIKI. Mf Vladimirsky para el tratamiento y la prevención de complicaciones en pacientes sometidos a cirugía plástica para diversas formas de hipospadias. Las complicaciones que surgen en diferentes momentos después de la cirugía plástica reconstructiva en la uretra incluyen:

- deformidad cicatricial del pene y su curvatura debido a la escisión insuficiente de "adherencias" embrionarias,

- uretra de la fístula,

- Cuerpos extraños neooutra.

Las combinaciones de hipospadias con anomalías congénitas de los órganos del escroto y la región uretrovesical, como norma, se manifiestan desde una edad temprana por la presencia de síndrome urinario, una clínica de obstrucción infravesical, pielonefritis.

Un requisito previo para realizar la cirugía plástica reconstructiva es una calificación suficientemente alta de médicos y experiencia en este tipo de operaciones, así como la provisión de equipos para llevar a cabo los procedimientos médicos y de diagnóstico necesarios.

En casos dudosos, se indican intervenciones endoscópicas. La principal característica de este método de examen y tratamiento en niños y adultos que se han sometido a cirugías uretroplásticas es que se realizan en la uretra artificial en condiciones anatómicamente más complejas.

Richard Wolf GmbH (per. Número 91/25) realizó un examen endoscópico y el tratamiento de pacientes con un cistouretroscopio para niños pequeños, y un resectoscopio de Richard Wolf GmbH (per. Número 91/29). Al realizar operaciones uretroplásticas, se utilizó un conjunto estándar de instrumentos urológicos quirúrgicos, que se registró de la manera prescrita. Los siguientes materiales se usaron como material de sutura: catgut atraumático (TU 9393-001-00480750-94, por número 83 / 1010-6), catgut (TU 9393-001-0048075094, por número 84 / 1217-14). Al aplicar un vendaje de presión.

Se aplicó aceite de vaselina en el período postoperatorio (ShK 4810201000602). La terapia antiinflamatoria y antibacteriana se llevó a cabo con medicamentos etiotrópicos registrados de la manera prescrita.

Un requisito previo para realizar una cirugía plástica reconstructiva es realizar un examen urológico preoperatorio bastante completo, que incluya inspección visual, uretroflexometría, uretrocistografía, uretrocistoscopia y ecografía. El examen de rayos X, si es necesario, puede complementarse con urografía excretora, cistouretrografía vascular. El cariotipo del paciente está indicado en casos cuestionables de determinación del sexo. A veces, para fines de tratamiento, se utiliza una resección electroquirúrgica óptica interna de las válvulas falsas de la uretra artificial, la electroepilación y la litotricia de contacto (en el caso de cálculos uretrales fijos). El uso de métodos de diagnóstico endoscópico contribuye a la implementación oportuna de las operaciones correctivas, una definición clara de nuevas tácticas de tratamiento dependiendo de la forma de la enfermedad.

Un lugar especial está ocupado por la identificación del seno urogenital en pacientes con hipospadias. Antes de la uretroplastia, la extirpación de los senos es necesaria debido al peligro de infección. Si es imposible extirpar el seno, la uretroplastia debe completarse mediante extracción de orina mediante cistostomía.

Sobre la base de una década de experiencia clínica en el diagnóstico y tratamiento de las hipospadias en combinación con la patología de la región uretrovesical, se identificaron los órganos escrotales, la vejiga, las características específicas de la corrección quirúrgica y la eliminación de sus complicaciones.

Al realizar una corrección en línea, se deben considerar los siguientes parámetros:

- forma de hipospadias (localización del meato, grado de curvatura del pene),

- la presencia de obstrucción infravesical,

- edad del paciente y grado de desarrollo fisiológico,

- estado de los órganos genitales externos,

- la presencia de anomalías congénitas concomitantes o concomitantes adicionales,

- Material de sutura usado.

Si es necesario, se debe combinar la manipulación endoscópica diagnóstica con terapéutica.

Durante los últimos 10 años, se han realizado 91 uretroplastias en la clínica urológica de MONIKI, incluyendo 51, Sesu! Etapa I - 40.

El material de sutura utilizado durante la cirugía es, de hecho, el único cuerpo extraño que queda en los tejidos. Es natural que la reacción de los tejidos a su implantación dependa de la calidad química y la estructura del material. En todos los casos considerados, en la etapa de formación uretral, se utilizó un hilo de poliamida, y en otras etapas - catgut 4/0, 5/0, línea de pesca.

Para la mayor comodidad de considerar las complicaciones y las formas de su prevención, todas las complicaciones que han surgido pueden dividirse en temprana y tardía.

Temprano: se trata de complicaciones que generalmente ocurren en el período postoperatorio temprano:

- violación de colgajos tróficos con el desarrollo de necrosis,

- La divergencia de los bordes de la herida.

- uretritis y fístulas, generalmente temporales, que se cierran de forma independiente y no requieren cierre.

La incidencia de complicaciones postoperatorias tempranas es bastante alta y, según la literatura, es del 38,9% [3].

Una de las complicaciones más frecuentes es el edema del pene, que se desarrolla como resultado de una alteración de la circulación sanguínea y linfática. Para prevenir el edema, muchos cirujanos aplican una venda de presión [7], que ofrece varios métodos: férula de goma, venda de parafina, venda de espuma, venda de aceite de vaselina, venda de gasa seca [1, 2, 7]. Utilizamos un vendaje de un vendaje, que se aplicó a una tela de gasa estéril humedecida con aceite de vaselina. El vendaje se aplicó desde la cabeza del pene hasta su base, en forma de cono: esta forma del vendaje es fisiológica.

El hematoma es una complicación postoperatoria rara. Está directamente relacionado con la minuciosidad del rendimiento de la hemostasia. La incidencia de esta complicación es relativamente baja, y el uso de técnicas microquirúrgicas prácticamente la elimina.

Las complicaciones en forma de necrosis de injertos de piel, supuración y divergencia de los bordes de la herida son, de acuerdo con la literatura, del 2-3%. Se asocian con tensión tisular, insuficiencia del suministro de sangre al injerto de piel, el uso de material de sutura basta [4, 5, 6].

Las complicaciones tardías son principalmente una consecuencia de la evolución de las complicaciones tempranas o están causadas por errores técnicos en la operación.

Las complicaciones tardías incluyen:

- curvatura postoperatoria de los cuerpos cavernosos,

- Cuerpos extraños neooutra.

La recurrencia de la deformidad ventral del tallo del pene se produce como resultado del desarrollo de una cicatriz gruesa postoperatoria, o como resultado de una escisión incompleta de la cuerda fibrosa [4, 5], así como debido a cambios secundarios en la neurouretra [11].

Después de la ureteroplastia, las fístulas (de 13.2 a 50%) de la uretra son la complicación más común [8]. La formación de fístulas contribuye al edema, la isquemia tisular con necrosis posterior, la adaptación insuficiente de los bordes de la herida y la uretra, el uso de material de sutura gruesa, a veces la desviación urinaria inadecuada.

Las estenosis neurouretrales son una complicación mucho más grave, ya que los intentos de manejo más conservador (bougia) o la uretrotomía óptica interna son ineficaces (79% de las recaídas), y la re-uretroplastia es efectiva en el 78% de los casos [9].

El crecimiento del vello en la neouretra, con la formación de piedras en ellos, se produce cuando la uretroplastia se realiza en pacientes de todas las edades, más a menudo en adultos. Esta complicación es actualmente rara, ya que la edad adulta de los pacientes ya es atípica en sí misma y se considera un factor de complicación.

La realización de la corrección operativa se muestra en el caso de la necesidad de corregir la obstrucción infravesical, para restablecer la función reproductiva de la uretra.

Las contraindicaciones para el desempeño de las operaciones uretroplásticas son la presencia de infección urinaria y un proceso infeccioso-inflamatorio en el sistema urogenital. La realización de un saneamiento adecuado elimina estas causas.

Se analizaron los 10 años de seguimiento de los pacientes operados por hipospadias, de 9 meses a 40 años, en total, 234 intervenciones quirúrgicas.

Examinar y tratar (incluyendo re) pacientes con las siguientes formas de esta patología:

- hipospadias capitanadas sin curvatura en combinación con metostentenosis - 28 pacientes (25,3%),

- hipospadias del tallo - 44 pacientes (39,6%),

- hipospadias penoscrotal - 21 pacientes (18,9%),

- hipospadias escrotales - 15 pacientes (13,5%),

- Hipospadias perineales - 3 pacientes (2,7%).

La elección del método de corrección operativa de la anomalía se determinó por la longitud del defecto. Con una pequeña duración, la formación de la uretra se realizó de acuerdo con el método de RIRO (51 pacientes), con un defecto significativo: la uretroplastia de acuerdo con el método de Sesu! Yo (40), Sesu! II (42). La presencia de una obstrucción infravesical permitió su eliminación: la meatoplastia (45 observaciones, incluida nuevamente -5). La escisión de cicatrices embrionarias y el enderezamiento de los cuerpos cavernosos se requirió en 41 pacientes (en 5 pacientes).

Complicaciones que requieren corrección rápida:

- recaída de una metostenosis - 5 pacientes (11,1%),

- enderezamiento repetido de los cuerpos cavernosos - 5 pacientes (13,9%),

- fístula neouretra - en 15 pacientes (16,5%),

- estenosis neouretra - 3,

- Neourethra voluntaria - 2,

- Ligaduras uretrales - 1,

- Ateroma de la superficie ventral del pene - 1, -Condilomatosis del surco coronario - 1.

El desvío urinario se aplicó solo en la etapa de formación de la uretra (127 pacientes), instalando un catéter uretral (63) o un drenaje por cistostomía (64).

49 pacientes tuvieron una recuperación completa, de ellos 18 pacientes tenían tallo, 15 pacientes tenían penoscrotal, 10 pacientes tenían escrotal, 2 tenían perineales, 4 tenían hipoespadia de acordes.

Cirugía adicional después de Sesu! Se requirieron II en 10 pacientes (20,4%). El motivo de estas operaciones fue: la localización distal del meato no era suficiente (4 observaciones), la formación de fístulas (5), el cuerpo extraño uretral (1).

La metostenosis y la curvatura del pene son el resultado de una escisión insuficiente del tejido cicatricial, la inflamación posterior y la propensión del propio organismo a formar cicatrices queloides. Las formas de prevenir las complicaciones consisten en la excisión máxima posible de las cicatrices embrionarias y, si es necesario, la terapia anti-percutánea. El diagnóstico y tratamiento oportunos de un defecto hipospádico mejoran significativamente los resultados del tratamiento, ya que en la primera infancia no se pronuncian cambios secundarios en las paredes de los cuerpos cavernosos.

Las complicaciones de la uretroplastia son consecuencia de tres razones:

- descarga inadecuada de orina en el postoperatorio,

- Tensión excesiva que surge a lo largo de la línea de costura.

Por lo tanto, estricta observancia de las normas de asepsia y antisepsia,

Al llevar a cabo una terapia antiinflamatoria y antibacteriana adecuada en el período postoperatorio, el uso racional del material plástico, teniendo en cuenta las características del suministro de sangre al área de operación, reduce el riesgo de estas complicaciones.

El uso de una sutura delgada 7/0 (polidioxanona) en lugar de 6/0 (vicryl), con la adición de una fila adicional de suturas subcutáneas, reduce el riesgo de formación de fístulas del 16.6 al 4.9% [10].

Una gran cantidad de complicaciones son causadas por el contacto constante de la línea de sutura postoperatoria con la orina. Se debe prestar especial atención a la elección del método y la determinación de las indicaciones para el desvío de orina. Con pequeños volúmenes de intervención en la uretra (sutura de fístulas, metatoplastia), no se realiza el drenaje o la instalación del drenaje uretral se realiza por un corto tiempo (1-3 días). Con volúmenes significativos de uretroplastia y la necesidad de un drenaje más prolongado o una cirugía repetitiva de plástico, se recomienda la aplicación de una epiciestostomía.

Reglas básicas obligatorias para operaciones reconstructivas repetidas:

- Intervalo: al menos 6 meses entre la intervención previa o la corrección de la estenosis neouretra identificada y el cierre de la fístula.

- la imposición de un vendaje apretado,

- la imposición de un número adicional de suturas subcutáneas individuales, hemostasia cuidadosa,

- Tensión mínima a lo largo de la línea de costura.

- El uso de un método adecuado de descarga de orina en el postoperatorio.

1. Ban G.A. Cuestiones de unificación y mejora de la plastia uretral en hipospadias / autor. Cand. dis. - Minsk, 1972.

2. Doletsky S.Ya., Korolkova I.A. // Urología. - 1964. - №3. - C.6-11.

3. Kuznetsov I.L., Sknar A.A., Kachura I.A. // Andrología Clínica / Sat. cientifico tr. - Rostov-on-Don, 1985. - páginas 64-68.

4. Lopatkin N.A., Lyulko A.V. Anomalías del sistema genitourinario. - Kiev, 1987. -C. 263-343.

5. Rusakov V.I. Cirugía de la uretra. - M., 1991. - 262 p.

6. N.E. Savchenko Hipospadias y hermafroditismo. - Minsk, 1974.-191 pág.

7. Sleptsov V.P. // Vestn. hir - 1969. - №1. - P.120-122.

8. Dubois R., Pelizzo G., Nasser H. y otros. // Prog. Urol. - 1998. - V. 8 (6). - P. 1029-

9. Duel B.P., Barthold J.S., Gonzalez R. // J. Urol. 1998.-V. 160, No. 1. - P. 170-171.

10. Ulman I., Erikci V., Avanoglu A., Gokdemir A. // Eur. J. Pediatr. Surg. - 1997. - V. 7 (3) .- P. 156-157.

11. Vandersteen D.R., Husmann D.A. // J. Urol. - 1998. - V. 160 (3, Pt. 2). - P. 1131-1133, Discusión - 1137.

MÉTODOS ÓPTIMOS DE TRATAMIENTO DE VARIAS FORMAS DE URETEROCELE

Mf Trapeznikova, A.B. Sobolevsky, D.V. Romanov

El ureterocele es una anomalía relativamente frecuente del desarrollo del tracto urinario superior. Según la literatura, este defecto se diagnostica en 1-4% de los pacientes urológicos [1, 2, 4]. Он встречается чаще у лиц женского пола (1:3), выявляется чаще у взрослых. В большинстве случаев уретероцеле требует хирургического лечения, особенно в детском возрасте.

Проблема уретероцеле остается актуальной до настоящего времени. В последнее время опубликовано сравнительно много работ, посвященных этому пороку и его лечению. Esto se debe a la aparición de nuevos métodos de diagnóstico, el desarrollo de una serie de intervenciones quirúrgicas destinadas a corregir el defecto y sus complicaciones asociadas. Sin embargo, la cuestión de la elección de las tácticas de tratamiento quirúrgico del ureterocele sigue siendo difícil, en gran parte controvertida, debido a la presencia de varias opciones para este defecto, a menudo su combinación con otras anomalías del sistema urinario.

Existen enfoques fundamentalmente diferentes para la corrección quirúrgica del ureterocele en los urólogos de nuestro país y en el extranjero, y

1. Factores predisponentes.

Factores que aumentan la probabilidad de desarrollar hipospadias en un recién nacido [1]:

  1. 1 La probabilidad de hipospadias en un recién nacido en una familia cuyo miembro ha sido previamente diagnosticado con esta patología es del 7%.
  2. 2 Algunas veces las hipospadias se combinan con trastornos endocrinos en un niño.
  3. 3 Niños demasiado jóvenes o madres de edad.
  4. 4 Bajo peso al nacer.
  5. 5 El aumento en la frecuencia de aparición de patología en los últimos 20 años puede indicar la influencia de factores ambientales (pesticidas, factores que violan el equilibrio hormonal del cuerpo de una mujer embarazada).
  6. 6 Tomar anticonceptivos orales antes de la concepción no afecta la mayor probabilidad de hipospadias en los niños.
  7. 7 El uso de anticonceptivos orales después de la concepción aumenta el riesgo de desarrollar hipospadias medias y posteriores.

2. ¿Cómo se producen las hipospadias?

Las hipospadias son un defecto congénito que ocurre durante el desarrollo fetal, entre las 8 y 20 semanas de gestación [1].

Hasta la octava semana de embarazo, los genitales externos de los embriones masculinos y femeninos no difieren, a partir de la octava semana de gestación, los genitales masculinos de los niños comienzan a desarrollarse en forma masculina bajo la influencia de la hormona sexual masculina: la testosterona. Durante el crecimiento del pene, el surco uretral se desplaza desde la base del tronco al nivel de la base de la cabeza.

La lámina uretral que recubre el surco entre los cuerpos cavernosos (cavernosos) en la superficie inferior del pene, se cierra a lo largo de la línea media, formando un tubo uretral. El proceso de cierre de un trozo de papel en el tubo ocurre desde la base del pene hasta su cabeza.

El cierre de la uretra anterior en el canal se dirige hacia la uretra posterior y proximal. Los tubos anteriores y posteriores del canal uretral están cerrados. Esta teoría se apoya en el hecho de que la frecuencia más alta de aparición de hipospadias en la región de la base de la cabeza (subcoronal).

El prepucio se coloca en forma de un pliegue de piel que se extiende desde la base de la base de la cabeza y crece en direcciones laterales, cubriendo la cabeza. La violación del cierre de la uretra de la hoja con hipospadias interrumpe la formación del prepucio, lo que lleva a su desplazamiento en la dirección posterior.

En casos raros, ocurre la formación de los surcos de la cabeza con un prepucio normalmente desarrollado (megaameatus con un prepucio intacto).

Junto con las hipospadias, los acordes (hebras) se encuentran a menudo, lo que lleva a la curvatura ventral del pene en un niño. La curvatura se debe a un desequilibrio en el crecimiento de los tejidos de las partes dorsal y ventral del pene (en caso de patología, se observa una tasa normal de crecimiento y desarrollo de los cuerpos cavernosos y los tejidos circundantes de la sección dorsal y un crecimiento lento de la uretra y los tejidos adyacentes de la parte ventral del pene).

3. Causas de la patología.

Enumeramos las principales causas de hipospadias del pene en recién nacidos [1,2]:

  1. 1 Factores genéticos. La probabilidad de hipospadias en un niño es mayor si hay una anomalía en el padre o el abuelo.
  2. 2 Trastornos endocrinos. Una disminución en el nivel de andrógenos, una disminución en la concentración de los receptores de andrógenos puede conducir a la interrupción en el desarrollo de los órganos genitales externos, el desarrollo de hipospadias. Un informe de Aaronson y otros descubrió que el 66% de los niños con un grado moderado de enfermedad y el 40% de los niños con hipospadias graves tenían problemas con la síntesis de testosterona en los testículos. Con el desarrollo de defectos congénitos en el pene y el escroto, se asocian mutaciones en la hormona 5-alfa reductasa, lo que conduce a la conversión de testosterona en dihidrotestosterona, que tiene un efecto más poderoso. La incidencia de hipospadias en niños concebidos en invierno es mayor, que se asocia con un cambio en el invierno en el sistema hipotalámico-hipofisario en respuesta a los cambios en la duración de la luz del día.
  3. 3 Los factores ambientales pueden llevar a desequilibrios hormonales y al desarrollo anormal del canal uretral. Las hormonas sexuales femeninas, los estrógenos, pueden conducir a trastornos del desarrollo. Se ha demostrado el efecto de los pesticidas y los anticonceptivos orales después de la concepción en el aumento del riesgo de hipospadias en el recién nacido.
  4. 4 El efecto combinado de varios factores descritos anteriormente.

5. ¿Qué es la hipospadias?

En la mayoría de los casos, las hipospadias se clasifican según el grado de desplazamiento de la abertura externa de la uretra [3].

La figura 2 - Tipos de hipospadias. Fuente de ilustración - http://diseaseszoom.com/

  1. 1 Anterior (hipospadias glanulares: la abertura de la uretra se desplaza en el área de la cabeza del pene, subcoronal (hipospadias coronarias): la abertura de la uretra se abre en la ranura entre la cabeza y el tronco del pene). Estas formas se encuentran en el 50% de los casos.
  2. 2 Medio (la abertura externa de la uretra se desplaza hacia el área del tronco del pene, se puede abrir en el tercio distal, medio o proximal, ocurre en el 20% de los casos).
  3. 3 Posterior: vástago escrotal (espuma-escrotal), escrotal y perineal (que se encuentra en el 30% de los casos).

La hipospadias sin hipospadias es un desarrollo anormal en el que solo hay una curvatura del pene sin desplazar la abertura de la uretra. Esta opción se refiere a la curvatura congénita del pene.

6. Inspección del niño.

  1. 1 Antes de examinar a los padres de un niño, se recopila un historial de la presencia de una patología similar en uno de los familiares cercanos, el médico puede aclarar la información sobre los posibles factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad [1-3].
  2. 2 El examen de hipospadias en niños recién nacidos se realiza a todos, sin excepción, en los primeros días de vida.
  3. 3 Durante el examen y el examen manual, el médico llama la atención sobre: ​​la ubicación, el diámetro de la abertura externa de la uretra, la presencia de separación de los cuerpos cavernosos, la aparición de la hoja prepucio (prepucio), el tamaño del pene, la presencia de curvas del eje de la erección.
  4. 4 Durante el examen y la palpación, el médico examina el escroto en busca de testículos para excluir la criptorquidia (la combinación de criptorquidia con hipospadias es del 10%), la presencia / ausencia de hernia inguinal congénita (en el 9-15% de los casos, la patología de la uretra se combina con un proceso abierto vaginal del peritoneo hernia inguinal-escrotal congénita).
  5. 5 Hipospadias severas combinadas con criptorquidia / monorquismo (indescensión única / bilateral de los testículos al escroto), los genitales duales requieren un examen genético completo y endocrinológico inmediatamente después del nacimiento para excluir trastornos del desarrollo sexual del niño

7. Indicaciones para la cirugía.

Para establecer las indicaciones para el tratamiento quirúrgico, es necesario determinar qué resultados deben lograrse como resultado de la operación, qué violaciones deben eliminarse: estética y / o funcional [1-3].

Las deficiencias funcionales que son indicaciones para la cirugía incluyen:

  1. 1 hipospadias posteriores,
  2. 2 Desviación ventral del chorro durante la micción, salpicaduras del chorro,
  3. 3 estenosis de la abertura externa de la uretra,
  4. 4 penes curvos.

Indicaciones cosméticas para la cirugía:

  1. 1 Ubicación anormal de la abertura externa del canal uretral,
  2. Cabeza dividida del pene 2,
  3. 3 penes rotativos con un desplazamiento de la sutura media,
  4. 4 Anomalías del desarrollo del prepucio.
  5. 5 Escroto astillado.

Cualquier intervención quirúrgica se acompaña del riesgo de complicaciones, por lo que antes de la operación es necesario explicar a los padres del niño las indicaciones de la operación y sus posibles complicaciones.

La operación en hipospadias se realiza para restaurar la forma normal del pene, eliminar sus curvas, formar un nuevo canal de la uretra, llevar la abertura externa del nuevo canal a la punta de la cabeza del pene..

Los principios básicos de las operaciones sobre la uretra:

  1. 1 lesión mínima en el tejido durante la cirugía
  2. 2 Uso puntual de la electrocoagulación.
  3. 3 estratificación del defecto sin tensión tisular,
  4. 4 Uso para colgajos de plástico con buena vascularización,
  5. 5 Cerrar el defecto con el máximo número posible de capas de tejido.
  6. 6 Recuperación inmediata del defecto con inversión del epitelio.

8. Opciones de tratamiento quirúrgico.

Actualmente se ofrece una gran variedad de métodos para eliminar las malformaciones congénitas de la uretra.

Después de una evaluación completa de la anatomía del pene, se retira la piel, se revisa la piel para detectar la ausencia de "puentes" restrictivos y se crea una erección artificial para diagnosticar la curvatura del pene.

Las técnicas básicas para restablecer la anatomía normal del canal uretral incluyen la formación primaria de la uretra externa, el uso de técnicas de replantación de tejidos y las técnicas de alargamiento uretral.

A lo largo de la historia de las operaciones para la eliminación de las hipospadias, los métodos de reparación uretral con un injerto cutáneo cutáneo se han utilizado con mayor frecuencia. Sin embargo, en las últimas décadas, se ha introducido una técnica que ha realizado operaciones previas: el funcionamiento de la incisión y la tubularización de la placa uretral (TIP).

La técnica TIP permite corregir tanto las hipospadias distales como las proximales, es bastante fácil de realizar, acompañada de un menor número y frecuencia de complicaciones [4].

8.1. Operación TIP

La punta de la cabeza del pene está cosida para permitir que el pene sea manipulado durante la cirugía, la ligadura también se usa para fijar el catéter urinario en una posición posterior.

A continuación, se realiza una incisión transversal a lo largo del borde interno del prepucio, la incisión comienza en el lado ventral del pene y continúa en la dirección transversal. La piel se retrae hasta la base del eje del pene.

Se crea una erección artificial, que le permite garantizar la ausencia de curvatura del pene.

En presencia de curvatura ventral a lo largo de la superficie dorsal del pene, la plicatura (formación de pliegues) del tejido se realiza en el lugar de mayor curvatura, lo que conduce a la corrección de la forma del pene.

La figura 3 - Etapa 1 (TIP). Fuente de ilustración: técnica quirúrgica Atlas Snodgrass para la reparación de hipospadias. Departamento de Urología Pediátrica, Dallas Medical University y University of Texas Southwest Medical Center en Dallas, TX, EE. UU. P. 683-693.

A continuación, se realizan dos cortes longitudinales a lo largo de la conexión visible de las alas de la cabeza del pene con la placa uretral. De acuerdo con la técnica de preservación de la vascularización de los tejidos, se realiza la movilización de las alas de la cabeza del pene. La movilización de las alas de la cabeza es necesaria para la posibilidad de su convergencia sin excesiva tensión.

La figura 4 - Etapa 2 (TIP). La fuente es la misma.

La etapa clave de la operación es la incisión longitudinal de la placa uretral. El catéter urinario se inserta en la vejiga, la parte externa de la misma se fija con una ligadura a la cabeza del pene. La placa uretral se tubulariza (se está formando un nuevo tubo uretral) utilizando una sutura. Para formar una nueva sección de la uretra, se utiliza una sutura continua de doble fila.

La figura 5 - Etapa 3 (TIP). La fuente es la misma.

Desde la cubierta carnosa, que se encuentra inmediatamente debajo de la piel del pene, se corta una hoja en las piernas, se hace una incisión central en ella, la hoja se mueve a la superficie ventral del pene, cubriendo la sección recién formada de la uretra.

La figura 6 - Etapa 4 (TIP). La fuente es la misma.

Sobre la superficie de la neouretra formada, el colgajo desplazado de la membrana carnosa, se suturan las alas movilizadas de la cabeza del pene.

La figura 7 - Etapa 5 (TIP). La fuente es la misma.

La piel del pene es suturada por sutura cosmética intradérmica. Mientras se mantiene el cierre de la piel del prepucio se realiza en capas desde el interior hacia afuera.

La figura 8 - Etapa 6 (TIP). La fuente es la misma.

8.2. La operación de Beck

Se realiza una incisión con flecos alrededor de la circunferencia de la abertura externa de la uretra. La incisión continúa verticalmente hacia arriba, dividiendo la cabeza y hacia abajo, movilizando la uretra [5].

La uretra movilizada se mueve hacia la parte superior de la cabeza, en la incisión previamente formada, fijada por ligaduras en el orificio final. La herida se sutura.

La figura 9 - La operación de Beck con hipospadias. Fuente de ilustración - Atlas de operaciones sobre los órganos del sistema genitourinario. D.P. Chukhrienko, A.V. Lyulko

8.3. Método de Hecker-Bardengoyer

Una incisión limítrofe alrededor de la abertura externa de la uretra, la incisión se extiende verticalmente hacia abajo, la uretra se moviliza [5]. Un camino afilado se crea a través de la parte superior del túnel principal.

En el túnel recién formado se moviliza la uretra. El extremo de la uretra se fija a la cabeza con ligaduras. La herida se sutura.

La figura 10 - Etapas de la operación de Hecker-Bardengoier. Fuente - [5]

La figura 11 - Etapas de la operación de Hecker-Bardengoyera (final). Fuente - [5]

8.4. Método Khopolka-Marion

Se crea un túnel a través de la cabeza del pene, que conecta la parte superior de la cabeza con la abertura externa de la uretra. Un conductor se inserta en el canal formado [5]. La piel se moviliza por debajo de la abertura externa de la uretra y se corta un colgajo de piel cuadrado.

Desde el colgajo formado, se forma un tubo con la piel hacia adentro, que se conduce a través del canal hasta la parte superior de la cabeza. La "nueva uretra" formada se fija en la parte superior de la cabeza con suturas separadas. Se sutura el defecto de la piel en la superficie inferior del pene.

La figura 12 - Etapas del funcionamiento del Crested Seal-Marion. Fuente - [5]

Fig.13 - Etapas de la operación del Crest-Marion (final). La fuente es la misma.

9. El período postoperatorio.

En el período postoperatorio, se presta atención al cuidado de la herida (son necesarios los apósitos regulares) y un catéter urinario establecido.

  • Para prevenir complicaciones infecciosas, a los pacientes se les prescribe una terapia antibacteriana, que se lleva a cabo hasta que se retira el catéter urinario.
  • Se instruye a los padres sobre cómo aplicar una pomada antibacteriana en el área de la cabeza operada. La pomada se aplica con cada cambio de pañales, cada micción del niño.
  • En presencia de dolor, se prescriben analgésicos no narcóticos al paciente.

11. ¿Cuándo operar un niño?

Hasta 1980, se realizó una operación para eliminar las hipospadias en niños mayores de 3 años, ya que se creía que un tamaño más grande del pene facilitaría la implementación de la cirugía.

Sin embargo, la operación en este grupo de edad puede llevar a trastornos psicológicos y fisiológicos significativos.

Actualmente, como regla general, la cirugía plástica para eliminar anomalías del desarrollo de la uretra y el pene se realiza a la edad de 6-18 meses.

¿Por qué los niños operan a una edad tan temprana? ¿Por qué no esperar?

  1. 1 La anestesia es relativamente segura ya a partir de los seis meses, por lo que este intervalo mínimo se mantiene después del nacimiento. Dado que el niño a la edad de 5 a 6 meses aún permanece la mayor parte del tiempo en el pañal, será mucho más fácil para los padres controlar su herida postoperatoria y procesarla. El catéter urinario se puede colocar simplemente en el pañal y el niño puede ser dado de alta al día siguiente de la operación.
  2. 2 A una edad temprana, los tejidos son los más plásticos y se curan muy bien.
  3. 3 El niño aún no tiene erecciones, lo que reduce el riesgo de insolvencia de los puntos de sutura y la infección de la herida.
  4. 4 Menos trauma psicológico. Un niño en el futuro no recordará su enfermedad y la última operación.

14. observación dinámica

Como regla general, después de la operación, se observa al niño en el urólogo local durante dos años. En este intervalo de tiempo, se detectan la mayoría de las posibles complicaciones postoperatorias.

  1. 1 El alta temprana del hospital contribuye al olvido temprano por parte del niño de la presencia de una patología, la cirugía que se le ha realizado.
  2. 2 El examen del urólogo es necesario 5-7 días después de la cirugía. Durante la inspección, se retira el apósito postoperatorio.
  3. 3 Se instruye a los padres para que apliquen un ungüento antibacteriano en la herida postoperatoria 4-5 veces al día y en cada cambio de pañal.
  4. 4 La segunda visita se realiza en 10-14 días después de la cirugía. Durante el examen, se retira el catéter urinario.
  5. 5 Intervalos de visitas al urólogo local: 1, 3, 6 meses después de la cirugía, 2 años después de la cirugía en ausencia de complicaciones.

Pin
Send
Share
Send
Send